lunes, 28 de agosto de 2006

ENCADENADOS


Recordaba haber visto "Encadenados" ("Notorious") 1.946, de Alfred Hitchcock de pequeña, poco más, pero sabía que la combinación de uno de mis directores favoritos juno a dos monstruos de la pantalla como Cary Grant (a nadie le sientan los trajes o el frac como a él) e Ingrid Bergman, me haría disfrutar de un rato de buen cine. No me equivocaba.

La trama es sencilla, Ingrid Bergman es la hija de un colaboracionista nazi detenido en Estados Unidos, acusado de traición, Cary Grant es un espía estadounidense que se pone en contacto con ella (la primera escena en la que sale, de espaldas pero con una figura inconfundible es sencillamente genial) para pedirle que colabore con el Gobierno de Estados Unidos, y así favorecer a su padre. Entre ellos surge el amor justo antes de que conozcan los detalles de su misión: ella debe ponerse en contacto con Alexander Sebastian (interpretado curiosamente por Claude Rains, el mismisimo Capitán Renault de "Casablanca"), amigo de su padre y eterno admirador suyo, y por medio de él conseguir infiltrarse en la cúpula filonazi que reside en Brasil, para así averiguar sus planes de expansión y finalmente conseguir desmantelarla.


Como en la mayoría de lass películas de Hitchcock, no falta el típico McGuffin , que en este caso es la botella de vino en la que Alicia/Ingrid sabe que se oculta el secreto clave de la organización nazi.

En definitiva, es una película muy entretenida, de espionaje, intriga, amor, humor... Hitchcock nunca decepciona.

Os dejo con el diálogo que más me gusta de la película, el que tiene lugar entre Cary Grant e Ingrid Bergman en una terraza de Río de Janeiro:



IB: Soy muy feliz, Dev, ¿por qué no me dejas ser feliz?

CG:Nadie te lo impide.

IB: ¿Por qué no le das a ese cerebro de policía un descanso? Cada vez que te miro veo en tus ojos "Estafador una vez, estafador para siempre". Vamos, puedes coger mi mano, no te haré chantaje por eso. ¿Asustado?

CG: Siempre me han asustado las mujeres, pero lo supero.

IB: Y ahora tienes miedo de ti mismo. Tienes miedo de enamorarte de mi.

CG: No sería difícil.

IB: Ten cuidado, ten cuidado.

CG: Te gusta burlarte de mi, ¿no?

IB: No, Dev. Me río de mi misma. Intento ser una niña buena y mimada, con el corazón lleno de flores y mariposas.

CG: Bonito sueño.

27 comentarios:

(Porno) dijo...

Yo de mayor quiero ser Cary Grant

desconvencida dijo...

jajaja, altura y planta no te faltan ;)

alberto b. dijo...

Mola, mola... Creo recordar que en la famosa escena en que Cary Grant sube un vaso de "leche" por las escaleras Sir Alfred metió una bombilla encendida dentro del vaso para que destacara bien. Lo consigió con creces.

desconvencida dijo...

Alberto, creo que te refieres a la película "Sospecha", de Hitchcock también, en la que Cary Grant hacía de malvado marido que quiere asesinar a su mujer, Joan Fontaine... Creo que es la única película en la que le he visto hacer de malo:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/c/c9/Suspicion_milk.JPG

No sabía lo de la bombilla, sí que consiguió el efecto, Hitchcock era un mago total...

alberto b. dijo...

Alzheimeeeeeeeeeeeer!

(lo importante, lo de la bombilla, creo que es cierto)

El detective amaestrado dijo...

Era muy dado a ese tipo de cosas. En otra de sus pelis, como no conseguía enfocar la taza de té que tomaba la actriz y los personajes que estaban detrás de ella, le plantó a la pobre mujer una taza de tamaño descomunal. Así quedaba todo enfocado en el plano...

desconvencida dijo...

Alberto Balsam, luego lo compruebo en mis libros sobre Hitchcock, pero seguro que es cierto...

jaja,detective, siempre me han hecho gracia esos efectos especiales rudimentarios, como en el primer plano del Apartamento de Wilder, alguien contó por aquí que las últimas filas de la gigantesca oficina estaban ocupadas por enanos en mesas diminutas, para conseguir así la sensación de lejanía en la perspectiva...

desconvencida dijo...

Alberto Balsam, sobre el vaso de leche esto es lo que se dice en el libro de entrevistas de Truffaut a Hitchcock:

AH: ¿Le gusta la escena del vaso de leche?

FT:Cuando Cary Grant sube la escalera, está muy bien.

AH:Hice que pusieran una luz en el vaso de leche.

FT: ¿Un proyector dirigido a la leche?

AH:No, dentro de la leche, dentro del vaso.Porque era necesario que fuera sumamente luminoso. Cary Grant sube la escalera y era precioso que no se mirara más que a ese vaso.

desconvencida dijo...

Donde dice "precioso" leer "preciso", qué lapsus, jajaja...

atikus dijo...

Vaya peliculón!!!, es que con semejante pareja y director es difícil que salga mal una peli; por cierto al Sr Truffaut este director era de los pocos que les tenía en buena estima, porque había otros muchos que no les tragaba (creo), por ejemplo a J. Ford.

desconvencida dijo...

Vaya, no sabía que Truffaut fuera tan "exquisito", mira que tener manía a John Ford, uno de los grandes...

jesus miguel dijo...

¿Y ese beso que se pegan el Cary Grant e Ingid Bergman?
Porno, ya le consideramos a usted el Cary Grant del Ondarra...¡con ese porte no tiene rival al título!

Leon dijo...

Que mujer tan guapa Ingrid Bergman, guapa de verdad. Esta peli creo que no la he visto, sí la otra "sospecha" pero esta no recuerdo nada de nada. Habrá que buscarla, gracias por la idea.

desconvencida dijo...

jajaja, vaya fama, (porno), no te quejarás ;)

León, en esta película sale especialmente guapa, casi me atreveria a decir que más que en "Casablanca"...

atikus dijo...

Pues el beso que se dan en el apartamento nada más llegar a río es el más largo de esa época, porque los censores no permitian que durasen más de 30 segundos y se uso la técnica de entrecortarlo con pequeños diálogos, curioso,...mmm aiiiiii quien estuviera en el papel del señor Grant, claro que no sería mi caso porque le eligieron por la altura que tenía (entre otras cosas), ya que la peli se diseño para I.Bergman que acababa de arrasar en Casablanca, pero con lo alta que era todas sus parejas tenían que ponerse alzas jeje...

Otro dato curioso fue el McGuffin... osea el Uranio, se habla exlicitamente de ser usada un año después para la bomba atómica en Hirosima, y el FBI estuvo investigando a Hitchcock.

desconvencida dijo...

Atikus, te veo de lo más puesto en temas hitchcochianos, ¡así me gusta!

Me encanta esa escena del beso, como tú dices no es sólo un beso, sino que ambos no paran de besuquearse en todo momento, he seleccionado el fotograma cuando le llaman a Grant, ella sigue besándole mientras él recibe las instrucciones de su jefe...

desconvencida dijo...

Por cierto que no sabía que el FBI le había investigado a Hitchcock por el tema del uranio...

Danidevito dijo...

¿Por qué demonios ya no se hacen películas como ésta?

desconvencida dijo...

Buena pregunta, Dani, yo me la hago muy a menudo, es una pena...

(Porno) dijo...

gracias michus, tú sí q vales¡¡

Quiero la chapa de de pozik loves you...

desconvencida dijo...

¡Cuánto peloteo masculino! :)

Alex dijo...

De hecho es una obra maestra capital, no creo que haya dudas al respecto en el peleado universo cinéfilo.

Por una vez, Hitch cedió a la tentación de darle prioridad a la historia de amor (y del miedo al amor) por encima del suspense. Lo calibró con tan habilidad que pocos se dieron cuenta de que es una película romántica.

Si no conoces el final proyectado por el gordo inglés para "Sospecha", dímelo y con esnobista regusto te lo contaré.

desconvencida dijo...

Estoy de acuerdo, para mi ni siquiera es una película de espías, eso es secundario, es una bonita historia de amor...

Creo que leí algo sobre "Sospecha" en el libro de entrevistas de Truffaut, pero estaré encantada de que me refresques la memoria :)

Alex dijo...

Como adivino que ya lo conoces, seré breve...

"Grant lleva el vaso de leche envenenado, Joan Fontaine escribe mientras una carta a su madre en la que le confiesa su amor por el hombre que sabe la va a matar (situación esta homenajeada por el propio Truffaut, que como sabes firma el libro/entrevista, en "La sirena del Mississippi") además de su desprecio por la vida ahora que está segura de que él nunca la amó. Entonces Cary Grant le da el vaso de leche que ella bebe no sin antes pedirle a él que envíe la carta que acaba de escribir a su madre. Él acepta y ella muere tras apurar el vaso de leche envenenada. Un fundido en negro más tarde, vemos al recién enviudado Grant silbado satisfecho... abriendo un buzón e indruduciéndo dentro la carta que (el ignora) le mandará a la carcel."

Vale, sí. Ya lo sabias. Pero gracias por tu sutil respuesta. Y perdón por la pedantería.

desconvencida dijo...

Nada de pedantería, además ya descubriste aquí:

http://desconvencida.blogspot.com/2006/07/secretos.html

que me encantan los finales alternativos...

Tengo entendido que Hitchcock jugó hasta el final todo el rato con este guión, no estaba convencido de si quería hacer parecer a Cary Grant como un asesino o si prefería hacer ver que todo eran imaginaciones de Joan Fontaine...

Alex dijo...

Cierto, cierto... lo recuerdo, "In the mood for love".

Tengo fresco el dato, después de releer la parte dedicada a "Sospecha" esta noche. Hitchcock quería convertir a Cary Grant en un asesino. Él le veía como un asesino. Pero la productora no quería dañar la imagen de galán del actor y el director tuvo que tragar no sólo el final, también una serie de ridículos cortes que dejaron la película en 55 minutos. La cordura regresó después, y aunque no fuese el final que él soñó, no regaló una joya impagable.

... Y fin. :p

desconvencida dijo...

Me gusta ese atrevimiento de Hitchcock, que intentara hacer parecer a Cary Grant un asesino... y ese final tan ambiguo...

 
Free counter and web stats