viernes, 4 de agosto de 2006

DESAYUNO CON DIAMANTES (2)



—¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?

—¿Color rojo? Querrá decir negro.

—No, se puede tener un dia negro porque una engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. ¿Le ha ocurrido a usted alguna vez?

— Sí.

— Pero cuando me pasa lo único que me va bien es coger un taxi e irme a Tiffany´s. Me calma en seguida la tranquilidad y el aspecto lujoso que tiene. Nada malo podría ocurrirme allí. Si pudiera hallar algún sitio en el que me encontrara con ese sosiego que se respira en Tiffany´s...
*¿Quien no ha tenido un día rojo alguna vez?

" No se enamore nunca de ninguna criatura salvaje, Mr. Bell. Esa fue la equivocación de Doc. Siempre se llevaba a su casa seres salvajes. Halcones con el ala rota. Otra vez trajo un lince rojo con una pata fracturada. Pero no hay que entregarles el corazón a los seres salvajes: cuanto más se lo entregas, más fuertes se hacen. Hasta que se sienten lo suficientemente fuertes para huir al bosque. O subirse volando a un árbol. Y luego a otro árbol más alto. Y luego al cielo. Así terminará usted, Mr. Bell, si se entrega a alguna criatura salvaje. Terminará con la mirada fija en el cielo. "

TRUMAN CAPOTE "Desayuno en Tiffany´s"

14 comentarios:

ivan dijo...

es un comentario un poco zafio (más por ser mi primero aquí), pero el fotograma capturando a audrey como comiéndose un churro puede ser el más antiglamuroso de la película :-)

desconvencida dijo...

jajajaja, tienes razón, no sale precisamente muy favorecida en ese fotograma (por cierto, no es un churro, es un croissant:P), pero lo puse porque sale mirando el escaparate de Tiffany´s... Tamibén es verdad que hay miles de fotogramas de esa película, pero estaba un poco vaga para buscar otro.

Bienvenido seas, Iván.. :)

desconvencida dijo...

Ahora mismo me daré una vuelta por tu web...

bufalino dijo...

Pues a mi comer churros me parece muy glamuroso... !!Hola, Amayita, saludos desde un cibercafe de South Kensington!!! Esto esta precioso, aunque el cesped de los parques esta seco, amarillento (no ha debido de llover en mucho tiempo)... Hace un tiempo estupendo. Los cisnes del Round Pound me han dado los buenos dias muy temprano con sus alaridos ahogados, como si se les hubiese atragantado el pan duro que les echa el loco del banco.
Me ha encantado el post de Ingrid Bergmann, una de mis actrices y mujeres preferidas. Cada vez estaba mas guapa, y en las peliculas de Rossellini esta guapisima: "Viaggio in Italia" es uno de mis mitos. (PD: sorry, no puedo poner tildes ni e@es. Volvere) Todavia no he visto a Camilla, pero ayer me parecio ver al prince Henry montando en bici por Hyde Park (lo juro).

desconvencida dijo...

jaja, bufalino, no solo eres mi fan favorito,sino también el más fiel, recién aterrizado en UK y ya me estás escribiendo! ;)

Saludos de mi parte a los cisnes del Round Pound y a la estatua de Peter Pan!

¿Seguro que era el Príncipe Henry? Ya te codeas con la nobleza :). No pierdes el tiempo.

Un beso

El detective amaestrado dijo...

Lo mejor para mí de esta peli es saber que todavía hay aluviones de turistas que llegan a Tiffany`s pidiendo el desayuno.Muy común en nuestros días, eso de quedarse sólo con lo aparente...

Danidevito dijo...

Nunca me había parado ha reflexionar sobre ello, pero tras leer este post tengo que reconocer que efectivamente más de una vez he tenido "días rojos". Por cierto, gracias por los buenos deseos.

desconvencida dijo...

jaja, detective, ¿lo dices en serio? Me estoy imaginando a un japonés pidiendo croissants sobre un expositor de collares de perlas ;). A pesar de mi nick soy una mujer muy crédula :)

Danidevito, es inevitable tener un día rojo de vez en cuando, pero cuantos menos sean mejor!

Jesús Jeronimo dijo...

a mi audrey me parece glamourosa aun comiendo churros..

lo mismo que desconvencida!!

desconvencida dijo...

Gracias por la parte que me toca, JJ :D

Porsela dijo...

Definitivamente los días rojos son los peores... A partir de ahora, cuando los sufra, al menos podré nombrarlos. Puede que eso ayude.

atikus dijo...

Audrey estaba elegante hasta con manchurrones de chocolate con churros ciertamente!, Por cierto, el vestidito negro estaba en plena subasta, aunque yo al menos no tenia "suelto" para comprarlo. Para mí los días malos los asimilo al marrón, es un color que no me atrae, el rojo y el negro sí, cosas de la psícología crómáticá jaja..

desconvencida dijo...

Porsela, poner nombre a los miedos siempre sirve de ayuda, dentro de lo malo...

Así que tú tienes días marrones, atikus, prometo no hacer ningún chiste escatológico al respecto :D

David C. dijo...

esas frases de la película son como para meditarlas.

 
Free counter and web stats