viernes, 25 de mayo de 2007

ESTA TIERRA ES MÍA


El otro día, al hablar de Charles Laughton, creo recordar que fue Alex quien me recomendó "Esta tierra es mía" (1.943) de Jean Renoir, y por fin pude ver esta película que habla sobre la valentía, y el esfuerzo que cuesta conseguirla.

Albert Lory (Charles Laughton) es un maestro de escuela solterón y algo apocado, que todavía vive con su madre, que le trata como a un niño. Está enamorado en secreto de su compañera de trabajo, Louise (la guapísima pelirroja Maureen O’Hara), pero ni por asomo sueña con confesarle su amor. Él no se considera un hombre de acción, es de los que optan ver la vida pasar ante él sin intervenir apenas en ella.

Estamos en la Francia ocupada por los nazis, y día tras día suenan las alarmas antiaéreas avisando de incursiones de las Fuerzas Aliadas. En uno de estos ataques, el colegio es desalojado y los maestros llevan a los niños a un refugio. Allí Lory se reúne con su madre y es objeto de las burlas de sus alumnos cuando ven que tiene que agarrarse a ella para superar el pavor que le produce el sonido de las bombas. Desde ese preciso momento,sus pupilos dejan de respetarle.

Un día un panfleto misterioso se cuela por debajo de la puerta de su casa, su texto es el siguiente:

LIBERTAD: Ciudadanos, desconfiad de la generosidad del invasor. Si no es expulsado pronto, a nuestro pueblo le esperan siglos de esclavitud. Debemos resistir y cada uno debe repetirse: "Esta tierra es mía".

En principio, Lory coincide con su madre en que es peligroso guardar el pasquín pero, en lugar de destruirlo, lo guarda secretamente entre sus libros, quizás por que su mensaje despierta un sentimiento oculto en él que aún no sabe cómo interpretar.



Los acontecimientos se suceden rápidamente a partir de entonces: el director del colegio y mentor de Lory, el Profesor Sorel, es detenido junto con otros miembros de la Resistencia, acusados de imprimir e idear los panfletos, por otro lado, la estación de tren local es saboteada. El propio Lory es retenido como rehén por los nazis junto con otros ciudadanos hasta que los autores del sabotaje se entreguen. En ese momento, su madre denuncia las sospechas que tiene sobre Paul, hermano de Louise, miembro de la Resistencia. El jefe de la estación de tren y novio de Louise, George Lambert, también denuncia a Paul por considerarle principal responsable del sabotaje. Abrumado por la culpa, Lambert se suicida y al descubrir Lory el cadáver es imputado como principal sospechoso de su asesinato.

La escena en la que Lory se defiende así mismo (si habíamos visto a Laughton como juez en "El proceso Paradine" de Hitchcock, o como abogado en "Testigo de cargo" de Wilder, aquí le vemos como acusado) es estremecedora:

"Mi única defensa es la verdad. Soy demasiado débil. Soy un cobarde. Todos lo saben, hasta el Fiscal, por eso se han estado burlando de mi. No soy un cobarde aquí dentro. Tengo valerosos sueños. En mi interior, no temo al asesinato, pero cuando me enfrento a la realidad, al mundo exterior, me siento perdido. Soy un cobarde. Es curioso, en todos nosotros hay dos personas, la de dentro y la que mostramos. George Lambert también era dos hombres. No me di cuenta hasta que no le vi muerto, y entonces supe el porqué de su suicidio. No podía enfrentarse a la realidad, pero él era diferente a mi. Él era fuerte por fuera y débil por dentro. En su interior, era un cobarde. Y cuando ese honrado cobarde contempló lo que el otro, el George Valiente había hecho, no pudo soportarlo, así que se mató.

Resulta extraño, pero me sentí fuerte por primera vez en mi vida cuando le vi muerto, y me da lástima por él. De pronto, lo comprendí todo. "

Finalmente, Lory encuentra el valor suficiente para decir a los ciudadanos de su pueblo lo que piensa de los invasores, del colaboracionismo de muchos de sus compatriotas con los nazis, de la corrupción y el extraperlo... y también encuentra el momento de confesar su amor por Louise. Esta declaración pública de sus opiniones le cuestan la vida, pero por una vez, Albert Lory puede decirse a sí mismo que es un hombre valiente.



26 comentarios:

Alex dijo...

Pues no fui yo pero me sumo a la recomendación de quien lo hizo. Estremecedora película. Bellísima. Laughton lo borda, como siempre. El Renoir exiliado no desentona en absoluto. Una obra magistral.

Me conmocionó mucho cuando la vi. La transformación del cobarde en héroe cuando no tiene nada que perder. El modo en el que se enfrenta al bombardeo aliado (que acabará con él) como un modo de escapar de sí mismo. Renoir va más allá de la propaganda (en realidad se trata de una película antibelicista disfrazada de pastiche) y radiografía el alma del perdedor con crudeza y bondad. Él siempre fue un humanista al fin y al cabo; por algo era hijo de quien era.

Si algún día tienes oportunidad, existe un documento, que no documental, de apenas 10 minutos en el que Renoir muestra el modo que tenía de dirigir a sus actores. Su técnica era inclasificable, completamente diferente a la ningún otro. Además era eficaz: si de algo pueden presumir sus películas es del apartado interpretativo.

desconvencida dijo...

Menos mal que tengo buena memoria, Alex, lo acabo de mirar y lo dijo Billywild... en cualquier caso gran película, por lo que dices, más allá de la propaganda antinazi es una preciosa película sobre el valor... A ver si puedo ver ese documental...

Red River dijo...

Vaya, la tenía escondida en un huequito de la memoria, y tras leer sobre ella, me ha venido entera.
Y el recuerdo es sabroso.
Me encanta Laughton, y este papel es fantástico.

desconvencida dijo...

No quería extenderme tanto en la sinopsis, Red River, pero como hice el post ayer a la noche medio dormida me quedó así, me alegro de habértela recordado... Está maravilloso en este papel, como él dice todos tenemos dos caras, y él las muestra perfectamente en esta interpretación...

Por cierto, RR, espero verte en la final del Villa de Bilbao, animando a Las Furias el 7 de Junio! :)

atikus dijo...

Tiene una pinta esta película...vamos, la pongo la primera en el block de mis deberes, con semejantes actorazos!!!

RR tiene experiencia en los concursos de los villas esos,..suerte a las furias!!

alain dijo...

No he visto esta película, pero sí otras de Renoir, es una pena que no resulte nada fácil conseguir sus películas, en dvd hay unas 10... más o menos.

Os recomiendo especialmente Una partida de campo, dura nada más que 40 minutos, una verdadera delicia. Está basada en un relato de Maupassant, y tiene toda la intensidad de los cuentos, puro cine, con unos hallazgos espectaculares.

Eso mientras esperamos con ansiedad que se edite El Rio, y por supuesto, Las Reglas del Juego.

Del Renoir exiliado: nunca se adaptó del todo bien a Hollywood, pero aún siendo de encargo, hizo películas como ésta.

Gloria dijo...

Desconvencida, "ahí me has dao!"

"Esta Tierra es mía", para mí, no es sólo una gran película es "LA" película: la que me convirtió, años ha, en una fan de Laughton. Me saltan las lágrimas cada vez que veo a otra persona a la que el film le ha tocado la fibra sensible (podríamos hacer un club, ja)

la película solía pasar un tanto desapercibida para los hsitoriadores del 7º arte porque André Bazin, y la crítica francesa tras él, tenía la perversa costumbre de minusvalorar la etapa Americana de Renoir... Y ya se sabe que hay críticos para los cuales lo que dice Cahiers va a misa.

Por suerte, la obra USA del director ha sido más recientemente re-evaluada, y películas como "Aguas pantanosas", "El hombre del sur" y por supuestísimo "Esta tierra es mía" reciben ahora el reconocimiento que se merecen.

"Esta tierra es mía" pasaba por ser un film "de encargo" y "de propaganda" cuando en realodad, el film fue co-producido por Renoir i su guionista Nicholls con la intención de mostrar al público Americano que la vida en un pais ocupado era dura y que alinearse con una o otra opción no era tan facil, y requiere un coraje inusual. La película, más que un simple "flim" bélico de circunstancias, es un magnífico alegato a favor de la libertad, y una historia en la que se demuestra que para ser un héroe, hay que querer serlo y esto implica crecer arriesgarse a sufrir las consecuencias de los propios actos

Laughton, amigo personal de Renoir, se implicó mucho en la película. El actor Walter Slezack (que estableció una relación de simpático compincheo actoral con Laughton) revela en sus memorias unas cuantas anécdotas sobre el rodaje que ilustran el buen rollete reinante en el rodaje, un rodaje en el que todos eran conscientes de la importancia del mensaje antinazi. Creo que pocos actores han reflejado la cobardía de una m,anera tan física y rotunda como lo hace Laughton en el film (P.e. la escena del refiugio antiarereo, brutal), lo cual otorga más relevancia a la toma de conciencia de su personaje y pone en relieve lo difícil que de verdad es ser un heroe. Por cierto, Laughton sabía lo que era estar bajo bombas de verdad y al aire libre... fué uno de tantos desprotegidos soldaditos a pie que lucharon en la Primera Guerra Mundial (y aquí me podría extender pero no quiero alargar el post).

Por cierto, en la Wikipedia castellana hay una traducción (http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Laughton) del artículo que realicé sobre Charles Laughton para la Wikipedia catalana http://ca.wikipedia.org/wiki/Charles_Laughton(). A ver si me pongo un día a repasar correcciones y a hacer pequeños reajustes, pero creo que os puede dar una idea bastante genaral de su carrera .

desconvencida dijo...

atikus, eres un alumno aplicado :)... seguro que te gusta...

alain, yo he visto pocas de Renoir, me encanta "La gran ilusión" hablé de ella aquí hace tiempo...tengo que ver "Una partida en el campo" por lo que dices tiene buena pinta...

Gloria, todo un honor que escribas aquí, tu comentario da mil vueltas a mi post!! Muy interesante, muchas gracias :D

Gloria dijo...

Desconvencida, es todo un placer visitar tu blog.

Despues de "lidiar" con gente que cree que una gran película como "la Noche del Cazador" es un "pestiño" y en en cambio un "flim" como "Armaggedon" es una obra maestra, da gusto ir encontrando a gente que de verdad sabe apreciar lo que es una buena película (cosa bastantes Blockbusters trufaditos de FX no suelen ser).

Permíteme explicarte unas anecdotillas del rodaje de "Esta Tierra es Mia" (lo del Carlitos en la Gran Guerra sólo te lo detallaré, si estás interesada, en otro comentario, y ciertamente tiene su miga).

La primera es una de Walter Slezack sobre el sistema de dirección de Renoir (Slezack adoraba a Renoir ). Nos explicaba Walter que, después de una toma, Renoir no criticaba al actor si algo no le acababa de convencer, en vez de eso, le daba un abrazote, le decia que habia estado magnífico, que le iban a nominar a un Oscar y entonces decía: "por si las moscas, hacemos una toma más!", que era tan buena o mejor que la primera, LOL, eso es saber manejar a los actores (renoir era consciente de su fragilidad y no los consideraba "ganado").

La otra es cuando Slezack sintió que una escena le salía fatal, Renoir ordenó un descanso. MientrasWalter está sentado, atribulado por que no "pilla" la escena, aparece Laughton, quien le comenta humorosamente "cual es el problema? falta de talento?", y cogió el guión de Slezack ,presentandole varias maneras de interpretar al coronel de la Gestapo en aquella escena... Su denostración inspiró tanto al bueno de Walter que cuando se volvió a filmar la escena quedó tan bien que en esta ocasión Renoir no pidió otra toma "por si las moscas".

En otra ocasión, Slezack tenía que trabajar en unas escenas en las que el Coronel habla con Lory. Eran primeros y medios planos en los cuales no era preciso, ni mucho menos, que Laughton estuviera presente, pero laughton insistió en ayudar a Slezack fuera de cámara, porque creía crucial que él pudiera ver los ojos a Lory mientras dice su dialogo sobre la superioridad aria. Así, Laughton se coloca al lado del cámara y reacciona a las frases del coronel. Mientras se rueda la escena, a Laughton/Llory se le llenan los ojos de lágrimas ante el discurso nazi, y al grito de "corten", se hunde en la silla con un gemido. Walter salta hacia su amigo: "Charlie, te encuentras bien?" y un Laughton de aspecto exhausto le mira y susurra "My querido muchacho (""), es tan difícil hacerlo simple!"

Es curioso que siendo convincentes "enemigos" en pantalla, fueran tan amiguetes detrás de las cámaras (tengo en casa una foto de los dos en un momento de relajo entre toma y toma y el buen rollete es obvio)

Otra anécdota curiosa la explica el responsable de los decorados, Eugene Lourié. Lourié no podia trabajar oficialmente en según que cosas por cuestiones sindicales (p.e. retocar él mismo la pintura de un decorado, eso sólo lo podian hacer los pintores, segun las normas sindicales), así que, fuera de horas, iba al estudio a retocar detalles del decorado a su gusto. En estas, y a una hora avanzada, Lourié oye unos misteriosos pasos subiendo y bajando escaleras... y descubre a Laughton, también haciendo horas extras, en el decorado de la casa de Albert Lory! Lourie pregunta sorprendido que esta haciendo ahí a esas horas, y Laughton le respondió timidamente que lo hacía para acostumbrarse a moverse en el -para él- estrecho espacio de la escalera del decorado (creo que ni Lana Turner se debió trabajar tanto sus magníficas bajadas de escalera en "Ziegfield Girl")

Eso es tomarse el trabajo en serio! pero entonces un gran actor era un gran actor y hoy en dia le dan papeles protagonistas a chavalines de cara mona, cuyo único currículum previo es ser modelo de calzoncillos, y los buenos actores a la antigua usanza se ven relegados a papeles secundarios o terciarios... Yo no digo que los chicos guapos sean malos actores (Dios sabe cuanto adoro a Cary Granty James Mason, bellísimos ambos), pero tengo la impresión de que a muchas caras bonitas sin talento se les da hoy en dia muchas más oportunidades que a grandes actores que no son unos guaperas... Estoy pensando en Paul Giamatti, por ejemplo: de no haber tenido una oportunidad como su papel en "Entre copas", seguiria condenado a papeles indignos de su talento como el que hacia en "Esta abuela es un peligro", en vez de papelazos como el de "American Splendor".

Y perdona que ahora me haya salido del tema ;)

conde-duque dijo...

Me ha pasado como a Red River. Vi esta peli hace tiempo pero no la recordaba.
La has contado tan bien que ha sido como volver a verla. Gracias, Descon, eres superchulísima.

desconvencida dijo...

Gloria, estoy de acuerdo con lo de los actores de cara bonita... a mi me encantan John Turturro o Steve Buscemi, además de Paul Giamatti... siempre me han gustado los actores que tienen una cara con personalidad, como Edward G. Robinson, por ejemplo...

Me han encantado las anécdotas sobre la película, está claro que la forma de trabajar de Laughton, esa forma de meterse en el personaje, no se ve todos los días...

Gracias, Conde-Duque, super-adulador (como siempre) :D. Un beso

billywild dijo...

Da igual quién la recomendase :-) Lo importante es compartir este PELICULÓN.

Y mejor aún es ver la avalancha de sentimientos que se comparten en "Desconvencida"!!

Tengo aquí la película en mis manos y a lo mejor me la pongo esta noche, dispuesto a llorar de nuevo.

desconvencida dijo...

jaja, billywild, en cualquier caso, estupenda recomendación...
Disfrútala una vez más, un beso...

MK dijo...

Gloria , me has dejado de pasta de boniato.Que maravilla. Descon , créo que este blog está registrando la concentración más alta de cinéfilos por centímetro cuadrado .Cinéfilos , poetas , lectores empedernidos y ahora pronto hasta el Club de las defensoras de los Actores Feos.Me apuntais a Gary Oldman y a Geoffrey Rush.

desconvencida dijo...

Mary Kate, no te olvides del Club de Adoratrices de Sam Shepard del que somos co-fundadoras :D

MK dijo...

Si, podríamos empezar por organizar unas jornadas de revisión de sus películas. Alguna especie de Congreso Mundial , algo , que se sintiera obligado a venir a inaugurarlo ..o algo por el estilo...no sé ..

tarta de manzana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tarta de manzana dijo...

Siempre pensé que alguien que puede hacer tres películas como La gran ilusión, la regla del juego y el río debería estar más allá de toda crítica. Incluso sus obras menores serían obras mayores para cualquier gran director de cine.
La verdad es que no creo que ningún otro director de la historia haya hecho tres obras maestras. Otros habrán hecho dos, pero tres??

¿A alguien se le ocurre algún otro?

koolauleproso dijo...

Me uno con entusiasmo a la recomendación de Alain: "Una partida en el campo" es una película deliciosa, en la que Renoir homenajea a su padre, el gran pintor Auguste. Sobre su duración(nada más que 40 minutos), ya sabeis: "Lo bueno si breve..."

desconvencida dijo...

Mk, habrá que pensar en ello :D

tarta... alguno más se me ocurre, Kubrick por ejemplo. Pero claro, lo de las obras maestras, como todo en el arte, ya sea cine, pintura, etc es tan subjetivo...

koolau, esta recomendación doble merece ser tenida en cuenta :)

Gloria dijo...

KM, yo no hablaria de un club de actores feos, sino como dice Desconvencida, un club de actores con... personalidad y mucho, mucho talento ;p (...Feo, Laughton? Y yo que siempre he encontrado al bueno de Charles de lo más resultón!)

Tarta... pues yo pondria a Lubistch, Welles, Wilder, Hitchcock o Mankiewicz en la lista... Bueno, y a muchos otros

Koolau... fan de Carlos Gimenez, I presume? Pues ya somos dos!

koolauleproso dijo...

Pues, Gloria, mi "nick" no viene del comic, que no he leído, sino directamente del relato corto de Jack London. Yo procuraré hacerme con el comic, pero te recomiendo que te leas este relato magistral, que, sin exagerar, ha marcado mi vida desde que un amigo mío me lo recomendó hace un tiempo

Gloria dijo...

Koolau, gracias por la recomendación: el cómic siempre me ha parecido muy bueno, así que no me cabe duda que leer el original de London será toda una experiencia.

desconvencida dijo...

jaja, Gloria, tu fascinación por Laughton está más que contrastada :). Eso, nada de feos, la fealdad es tan relativa...

koolau, yo también tengo pendiente leer ese relato de Jack London, a ver si me pongo a ello...

á xibela dijo...

Hola, estaba buscando unas fotos y he dado con este blog.

La primera vez que vi esta película, más o menos a partir de la última media hora empecé a llorar de una manera brutal, creo que nunca he llorado tanto.

Así que, nada, aquí otro del club!

desconvencida dijo...

Gracias por tu mensaje, á xibela, la verdad es que no me extraña lo que dices, es una película emocionante, y la interpretación de Laughton es magistral...

Considerate bienvenido a este blog, sientete como en tu casa...

 
Free counter and web stats