jueves, 2 de diciembre de 2010

ABOGADOS



Estas dos semanas han sido de mucho ajetreo en el trabajo, y los juicios me han mantenido alejada del blog. Por eso quería compartir con vosotros este post donde doy un repaso a mis abogados favoritos de cine, aquellos a quienes me gustaría parecerme algún día.

1. ATTICUS FINCH (Gregory Peck) en "Matar un ruiseñor" (1.962)de Robert Mulligan.

Sin duda mi favorito, Finch no sólo es un padre ideal y un ciudadano ejemplar, sino que ejerce la abogacía con responsabilidad, hasta el punto de pasar la noche apostado en la puerta de la comisaría con un arma para evitar que su cliente sea objeto de un linchamiento. Su visión de la Justicia y del Sistema Judicial queda reflejada en su alegato final:

"El acusado no es culpable pero alguien en este tribunal lo es. Ahora, señores, en este país nuestros tribunales son los grandes niveladores. En nuestros tribunales todos los hombres fueron crearon iguales. No soy un idealista que crea firmemente en la integridad de nuestros tribunales y de nuestro sistema de jurado. Ese no es un ideal para mí. ¡Esta es una realidad viviente! Ahora, tengo confianza que ustedes, señores, revisarán sin pasión la evidencia que han oído, tomarán una decisión y restituirán este hombre a su familia. En el nombre de Dios cumplan con su deber.En el nombre de Dios crean en Tom Robinson."



2. FRANK GALVIN (Paul Newman) en "Veredicto final" (1.982) de Sidney Lumet.

Hace unos meses vi por vez primera esta película de Lumet, de la que os hablé aquí, que refleja como pocas la soledad con que (muchas veces) un abogado se enfrenta a una causa que, a todas luces, parece perdida.

Frank Gavin ha perdido toda confianza en recuperar su vida y su prestigio profesional desde que fue injustamente acusado de perjurio, y lo único que le mantiene aferrado a una y otro, es el convencimiento de que la causa de negligencia profesional que recae en sus manos llegue hasta un veredicto de culpabilidad para los responsables.

GALVIN: Es posible, sí. Ese es el tema... es posible... sabes, el Jurado quiere creer. Todo el mundo es cínico, claro, porque quieren creer en algo. Yo tengo que ir allí mañana y encontrar a doce personas que presten atención a este caso. Veré a unas cien personas y escogeré a doce. Y todos ellos llevarán escrito en su cara: "Esto es falso, la Justicia no existe.." Pero en su corazón están diciendo: "Es posible, es posible"...

LAURA: ¿Qué es posible?

GALVIN: Es posible que haga algo bueno.

LAURA: ¿Y eso es lo que vas a lograr?

GALVIN: Eso es lo que voy a intentar.




3.SIR WILFRID ROBARTS (Charles Laugthon) en "Testigo de cargo" (1.957) de Billy Wilder.

Una escena que siempre me llamó la atencion de esta película es aquella en la que el personaje interpretado por el(siempre perfecto) actor Charles Laughton interroga a su potencial cliente Leonard Vole (Tyrone Power)con la infalible "prueba del monóculo": mientras le hace preguntas enfoca su monóculo a sus ojos, para ver si éste vacila y por consiguiente no dice la verdad.

El célebre actor basó su personaje en su letrado, el británico Florance Guedella (que curiosamente también era el abogado de Marlene Dietrich), conocido por usar su monóculo al interrogar a testigos. A más de un abogado que conozco nos gustaría tener un método semejante para averiguar si nuestros clientes dicen la verdad y no llevarnos sorpresas en sala :).

8 comentarios:

David dijo...

Atticus (y no me refiero al blogger con el que si no recuerdo mal compartes día (jaja)) es más que un abogado y un padre. Es ya todo un símbolo de rectitud, casi por encima del bien y del mal. Si no recuerdo mal, pero tendría que revisarla (el libro no lo he leído) en la peli no lleva arma cuando se pone junto a la celda para evitar el linchamiento, ¿no? Vamos, recuerdo más una lámpara, una silla y un libro que un rifle o una pistola.
El personaje de Frank te llega más porque está "tocado". Es humano, y aunque era un pardillo idealista, vemos que ha tocado fondo... lo de los funerales y los hospitales.. .pero este caso le permite de algún modo redimirse, reencontrarse con él mismo y con los ideales que tuvo y que la sociedad (suegro, mujer y bufete se encargaron de pisotearle)...
Sir Wilfrid. Esta peli no la tengo tan fresca...pero si no recuerdo mal, monóculo o no, le engañan por partida doble. Primero Tyrone y luego Marlene (ja,ja). Pero la peli está muy bien.
Un post muy majo, y menos mal que te quieres parecer a estos y no al Walter Matthau de En bandeja de plata ;-)
Un saludo.

troyana dijo...

Me encanta Charles laughton en "Testigo de cargo",recuerdo que leí también la obra de Agatha Christie en su día y me encantó la película.
A nivel televisivo,yo era fan incondional del gabinete de abogados de Ally Mcbeal,que desde luego,cualquier parecido con la realidad...pero era divertida,fresca,original.
bsts

el adorable hombre de los tribunales de justicia dijo...

Dura Lex, sed Lex!!

Otra abogado sublime en su profesionalidad, rectitud y triste realidad (que le vamos a hacer) es Paul Biegler (James Stewart) en Anatomía de un asesinato, de Otto Preminger!!

desconvencida dijo...

* jaja, David, efectivamente, creo que el subconsciente me ha jugado una mala pasada, al escribir el post me vino a la mente este fotograma:

http://blog.bloodonthemotorway.com/wp-content/uploads/2010/07/tokill3.jpg

pero es de otra escena de la película.... Por cierto, recomendadísimo el libro de Harper Lee, un imprescindible total...


shhh, casi haces un spoiler respecto a "Testigo de cargo"...

ufff, no, no me veo como Walter Matthau, definitivamente... otro día haré un post sobre abogados de cine a los que no me quiero parecer :DD

* troyana, desde luego era una serie original sobre la abogacía, yo ahora estoy muy enganchada a "The Good Wife", totalmente recomendable...

* cierto adorable, otro abogado a añadir a la lista!

eva dijo...

Seguro que eres un buen abogado...no de esos que se venden al mejor postor y que solo piensa en su minuta...buena suerte reina!

Alex dijo...

Aunque me fascina el dominio de la escena de Laughton, me quedo con Atticus Finch. Por cuestión sentimental. La novela llegó azarosamente hasta mis manos de niño. La película lo había hecho antes y siempre ejercerá fascinación sobre mí.

Hermoso tu posteo profesional :p

desconvencida dijo...

* se hace lo que se puede, eva, aunque a veces la Justicia no sea "justa" :D.

* Gracias Alex! Es una gran novela (además de hermosa película)

albatros dijo...

holaaa
podria haber muchos mas ABOGADOS CINEFILOS DE LEYENDA, pero esos tres son geniales...
soy adicto, quida por deformacion profesional (letrado y escritor aficionado sorbe cine), asi que ahora estoy enganchado a la serie THE GOOD WIFE y ¡me entran ganas de ser mujer! con esa protagonista maravillosa que tiene...

 
Free counter and web stats