jueves, 1 de febrero de 2007

IMAGINACIÓN


"En alguna parte entre el azar y el misterio, se desliza la imaginación, libertad total del hombre. Esta libertad, como las otras, se la ha intentado reducir, borrar. A tal efecto, el cristianismo ha inventado el pecado de intención. Antaño, lo que yo imaginaba ser mi conciencia me prohibía ciertas imágenes: asesinar a mi hermano, acostarme con mi madre. Me decía: «¡Qué horror!», y rechazaba furiosamente estos pensamientos, desde mucho tiempo atrás malditos.

Sólo hacia los sesenta o sesenta y cinco años de edad comprendí y acepté plenamente la inocencia de la imaginación. Necesité todo ese tiempo para admitir que lo que sucedía en mi cabeza no concernía a nadie más que a mí, que en manera alguna se trataba de lo que se llamaba «malos pensamientos», en manera alguna de un pecado, y que había que dejar ir a mi imaginación, aun cruenta y degenerada, adonde buenamente quisiera.

Desde entonces, lo acepto todo, me digo: «Bueno, me acuesto con mi madre, ¿y qué?», y casi al instante las imágenes del crimen o del incesto huyen de mí, expulsadas por la indiferencia."

LUIS BUÑUEL

* Me encanta la manera en que define Buñuel la imaginación... Todos debemos agradecerle que él hiciera tan buen uso de la suya.

20 comentarios:

memento dijo...

Jolín, me ha dejado patidifuso...

billywild dijo...

Decía Albert Camus en su libro El Hombre Rebelde que no hay pecado sin Dios.
No sé si tiene que ver mucho con el post de Buñuel pero este texto me ha recordado a Camus, que por suerte también hizo buen uso de su imaginación e inteligencia.

desconvencida dijo...

No te quedes mudito, memento,habla, hijo, habla :).

Billywild, gracias por la cita de Camus, me da verguenza confesarlo pero su obra es una de mis grandes lagunas literarias (y eso que tengo un amigo al que le entusiasma y que suele citarla con frecuencia), a ver si un día de estos me pongo a ello, ¿por dónde me recomendarías empezar?

Narrador dijo...

Es curioso a mi tambien me recordo a alguien:
«Tengo muchas fantasías... Me imagino, a veces, matando a alguien.» Ingmar Bergman

Y es que sino lo imaginamos, igual acabamos haciendolo. Es el problema de algunos que andan escasos de imaginacion.

De Camus para mi La Peste y de seguido el Mito de Sisifo.

desconvencida dijo...

Narrador, creo que tengo por casa "La peste", ejemplar de mis padres, es su libro más conocido... a ver si empiezo por ahí.

Es curioso que menciones a Bergman, él y Buñuel tienen muchas cosas en común, esa "obsesión" (por llamarlo de algún modo) por el sexo, por Dios, por la muerte y preguntas esenciales...

k dijo...

Bueno... esa obsesión es La Obsesión. El sexo y la muerte son los dos grandes temas de la creación artística.

Te pueden preocupar muchos otros temas. Pero esos dos son las patas de la silla, me parece.

Muy bien escogido el fragmento. De esto también se hablaba en el documental del otro día. Y estuve plenamente de acuerdo con él. La pena es que el pobre hombre se quitara la culpa de encima tan tarde. No por nosotros, que tenemos su obra, sino por él.

Lo que me lleva a otra cuestión: ¿la felicidad y la tranquilidad conducen a una vida sin trascendencia? Sería genial que alguna vez hablaras de eso :)

desconvencida dijo...

Me hubiera encantado haber visto ese documental sobre Buñuel (después de "La reina de África", que es una película que me encanta)del que hablábais ayer en el blog de No Surrender,pero ese día estaba celebrando mi cumpleaños...

K. supongo que ese sentimiento de culpa tiene todo que ver con el pecado de intención del que él mismo habla... por mucho que creas o no creas estas cosas, el peso de determinada educación es difícil de quitárselo uno de encima, y mucho más en otras épocas.

En cuanto a lo de la felicidad, aquí hablamos un poco del tema hace no mucho:

http://desconvencida.blogspot.com/2006/07/el-viaje-la-felicidad.html

Yo coincido con las palabras del detective amaestrado...

NoSurrender dijo...

La culpa es un sentimiento cristiano, sí. Bueno o malo, pero cristiano. Quiero decir, que no es consustancial a la naturaleza del pensamiento. Deberíamos liberarnos más, como dice el genio Buñuel, dentro del templo sagrado e inviolable que es nuestra imaginación.

Yo desde luego, renunciaría a crear obras trascendentes si a cambio Mefistófeles me vendiera un paquete de felicidad. Supongo que Buñuel y cualquiera de los genios atormentados que han sido pensarían lo mismo. Pero me temo que no se puede elegir.

Le preguntaban en una entrevista a Joaquín Sabina: “¿cuál es su idea de felicidad?”

Y él respondió “¿Felicidad? ¿qué es eso? Un caballero no puede caer tan bajo”

Narrador dijo...

Los conceptos de culpa y redencion no solo son consustanciales al cristianismo, figuran en practicamente todas las religiones, por no decir todas... asi que yo si creo que tiene algo que ver con la naturaleza del pensamiento humano. Y lo mejor de que este hay arraigado es la sensacion que da librarse de ello, o al menos que te importe un pito.

Para mas sobre culpa y redencion propongo una consulta a las obras completas del Profesor Paul Schrader, del Colegio Calvinista.

desconvencida dijo...

Supongo que la culpa no es únicamente cristiana, pero está claro que el cristianismo ha contribuido a acrecentarlo en todos nosotros, en algunos más que en otros...

desconvencida dijo...

Por cierto chicos, ya tengo mi ejemplar de "Viajes por el scriptorium" de Auster, me lo he comprado esta misma mañana :)

Anónimo dijo...

¿El sexo? ¿La muerte? ¿Acaso no es todo lo mismo? "Le petit mort", que dicen los franceses para referirse al orgasmo. Ellos sí que saben.

Luis

k dijo...

Sabina cantaba aquello de "oiga, doctor, que no escribo una nota desde que soy feliz".

No me refería tanto a la felicidad como a la relación entre felicidad y creación, como bien apunta el Lagarto.

Si puedo elegir, creo que yo también me quedo con la felicidad. Lo que jode es la angustia reseca :)

desconvencida dijo...

Luis, sí que saben, sí :). Siempre me hizo gracia esa definición del orgasmo, muy descriptiva...

K. ahora te he entendido mejor, que la verdad es que antes lo he leído corriendo mientras curraba... estoy de acuerdo con ambos, prefiero una vida "feliz", puestos a elegir...

atikus dijo...

Que grande Buñuel y que malas las religiones o las sectas para la fluidez de la imaginación, lo malo es que demasiada imaginación no te permite concentrarte en muchas cosas aveces...¿de que estaba hablando?

desconvencida dijo...

jajaja, depende de qué cosas imagines, atikus ;)

billywild dijo...

El extranjero. Para mí, una obra cumbre. La mejor condensación de Camus, aunque podrás leer por varios sitios que Camus pasó por más de una etapa.

desconvencida dijo...

Gracias por la recomendación, billwild, la tendré en cuenta ;)

memento dijo...

Yo leí hace ya bastantes años un par de libritos de Camus. Me gustaron, pero sin pasarse. Es decir, que no me cautivaron…

desconvencida dijo...

Habrá que probar...

 
Free counter and web stats