sábado, 20 de mayo de 2006

EL ÚLTIMO METRO



Al ver "El último metro" de François Truffaut (1.980) es inevitable acordarse de "Ser o no ser" de Ernest Lubitsch. Ambas tratan sobre el complicado trabajo de las compañías teatrales durante la ocupación nazi, y así, si la película de Lubitsch estaba ambientada en Polonia, en este caso nos encontramos en el París ocupado de 1.944. Marion Steiner (una bellísima Catherine Deneuve) trata de sacar adelante el Teatro Montmartre, a la vez que esconde a su marido (dramaturgo y director del Teatro) en el sótano del mismo, ya que por su condición de judío se siente amenazado. Con la ayuda de éste y de un joven actor miembro de la Resistencia (Gerard Depardieu) pondrán en escena una obra llamada "La desaparecida", a pesar de los contínuos obstáculos por parte de la censura colaboracionista con los nazis.

5 comentarios:

atikus dijo...

Cierto, de Lubistch es una comedia magistral.

desconvencida dijo...

Es que Lubitsch es genial... Este año le dedican una retrospectiva en el Festival de Cine de San Sebastián, a ver si me acerco para ver alguna película suya con la excusa, que nunca he ido al Zinemaldia con lo cerca que tengo Donosti...

Stavrogin dijo...

Sí, das en el clavo. Cuando vi "Ser o no ser" me acordé de "El último metro. Por cierto, ninguna de las dos películas me apasiona; el tema del nazismo hace tiempo que dejó de interesarme.

Aun así, Lubitsch es uno de los más grandes. Claro que mis favoritos son Herzog y Fassbinder, y no lo digo por llevar la contraria. Es que son los dos más marginales que conozco.

desconvencida dijo...

De Fassbinder sólo he visto "Querelle" y no me gustó nada, ufff... Está claro de dónde sacó la inspiración Jean Paul Gaultier para sus marineritos musculosos...

desconvencida dijo...

Si tengo que elegir entre las dos películas, me quedo con "Ser o no ser", sin dudarlo.

 
Free counter and web stats