lunes, 15 de marzo de 2010

CHAPINES DE RUBÍES


(1)


Los pies de la Bruja muerta habían desaparecido por completo y no quedaban más que los zapatos de plata-. Era tan vieja que el sol la redujo a polvo. Así termina ella, pero los zapatos son tuyos y te los daré para que los uses. Recogió los zapatos y, luego de quitarles el polvo, se los entregó a Dorothy.

-La Bruja del Oriente estaba orgullosa de esos zapatos plateados -comentó uno de los Munchkins-, y creo que tienen algo mágico, aunque nunca supimos cuál era su magia.

(2)


Volvió entonces a la casa, y luego de haber bebido un poco de agua, se dispuso para el viaje a la Ciudad Esmeralda.

Sólo tenía otro vestido, pero estaba muy limpio y colgaba de una percha al lado de su cama. Era de algodón, a cuadros blancos y azules, y aunque el azul estaba algo descolorido por los frecuentes lavados, la prenda le sentaba muy bien. La niña se lavó cuidadosamente, se puso el vestido limpio y se caló el sombrero rosado. Llenó con pan una cesta y la cubrió con una servilleta blanca. Luego se miró los pies y notó cuán viejos y gastados estaban sus zapatos.

-Seguro que no me van a servir para un viaje largo, Toto -dijo, y el perrillo la miró con sus ojos negros y meneó la cola para demostrar que entendía sus palabras.

En ese momento vio Dorothy los zapatos plateados que habían pertenecido a la Bruja del Oriente y que reposaban sobre la mesa.

-¿Me calzarán bien? -dijo-. Serían lo más apropiado para una caminata prolongada, pues no creo que se gasten.

Quitóse los viejos zapatos de cuero y se probó los otros, viendo que le calzaban como si se los hubieran hecho de medida. Después recogió su cesta.

-Vamos, Toto -ordenó-. Iremos a la Ciudad Esmeralda y preguntaremos al Gran Oz cómo podemos regresar a Kansas.

(3)


-Tú debes ser una gran hechicera -dijo Boq al ver sus zapatos de plata.

-¿Por qué? -preguntó la niña.

-Porque calzas zapatos de plata y has matado a la Bruja Maligna. Además, tienes algo de blanco en tu vestido, y sólo las brujas y hechiceras visten prendas blancas.

(4)


-Los zapatos de plata tienen un poder maravilloso -le explicó la Bruja Buena-, y una de sus cualidades más curiosas es que pueden llevarte a cualquier parte del mundo con sólo tres pasos, y cada paso se da en un abrir y cerrar de ojos. Todo lo que tienes que hacer es unir los tacones tres veces seguidas y ordenar a los zapatos que te lleven donde desees ir.

-Si es así -dijo la niña con gran alegría-, les pediré que me llevan de regreso a Kansas inmediatamente.

FRANK BAUM "El mago de Oz"



* Resulta curioso cómo los zapatos de plata de Dorothy ideados por Frank Baum, se transformaron en su adaptación cinematográfica en unos chapines de rubíes, parece ser que se pénsó que el rojo era más llamativo y destacaría más sobre el camino de baldosas amarillas.

El primer fotograma es de "El Mago de Oz" (1.939) de Víctor Fleming, el segundo de "Corazón Salvaje" (1.990) de David Lynch

** OTROS POST SOBRE EL MAGO DE OZ:

EL MAGO DE OZ
TOTÓ

7 comentarios:

el adorable hombre de las nieves de Kansas dijo...

Llamar a los zapatos chapines de rubíes los hace mucho mejores, independientemente del color.

Es lunes, ánimos para la semana!!

Emily dijo...

Ai, que te veo caminando hacia el arcoiris...:)

troyana dijo...

"Somewhere,over the rainbow...there´s a place...."

desconvencida dijo...

* así es, adorable, es un nombre que ya invita a la magia...

* Emily, hace dos años y medio que llegué a mi Oz particular :D

* ays, qué bonita canción, troyana...

David dijo...

Y qué gran interpretación la de Judy.
No soy fetichista del calzado, pero lo de las dos fotos me ha gustado.
Un saludo.

atikus dijo...

Si,...la verdad es que me recuerda al drama de "Las zapatillas rojas", y la peli que se hizo a finales de los 40...aunque es otra historia.

La verdad es que las chicas y la adoración por los zapatos es especial ;)...recuerdo el mueble que tenían mis hnas sólo para zapatos jaja!!

bss

Jana López Tellada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Free counter and web stats