jueves, 29 de octubre de 2009

INSOMNIO (6)


Insomnio 2

Así como me gusta
besar las manos
y ofrendar nombres,
también me gusta
abrir las puertas
-¡de par en par!- a la oscura noche.

Apoyando la cabeza,
oír los recios pasos
hacerse más ligeros,
y cómo el viento mece
el bosque somnoliento
y desvelado.

¡Oh noche!
Van creciendo los arroyos
que en el sueño desembocan.
Ya se me cierran los ojos.
en medio de la noche
alguien se ahoga.

27 de mayo de 1916



Insomnio 10

Otra vez una ventana
donde otra vez no se duerme.
A lo mejor beben vino,
a lo mejor no hacen nada.
O tal vez, manos unidas,
no separan esas manos.
En cada casa, mi amigo,
hay así una ventana.

Separaciones y encuentros:
gritas, nocturna ventana,
quizás hay cientos de velas,
o quizás sólo tres velas.
Sin reposo
mi cabeza.
En mi casa
ha entrado eso.

¡Hay que rezar por la casa sin sueño!
¡Y rezar por el fuego en la ventana!

26 de diciembre de 1916


Insomnio 11

¡Insomnio, amigo mío!
Otra vez tu mano.
Mientras alzo mi copa
te encuentro en la callada,
en la sonora noche.

¡Déjame que te embruje!
¡Prueba!
No trates de ascender
sino de ir hacia adentro...
Ya te llevo...
Susurra con los labios:
¡Paloma! ¡Amigo!
Prueba.
Déjame que te embruje.
Bebe
de todas las pasiones,
huye
de toda noticia.
Calma.
Concede,
amiga...
Abre los labios.
Abre los labios al placer
y, al borde de la tallada copa,
bebe.
Absorbe.
Traga
hasta el no-ser.
¡Amigo! ¡No te enfades!
¡Déjame que te embruje!
¡Bebe!
De todas las pasiones
la más apasionada,
y de todas las muertes
la más dulce... mis manos.

¡Déjame que te embruje! ¡Bebe!
Desaparece el mundo. Ningún lugar:
orillas inundadas... Bebe mi golondrina
perlas fundidas.
Y tú bebes el mar,
bebes el alba.
¿Con qué amante es la juerga?
¿Con el mío?
Bebe, pequeño,
que ya compararemos.

Y si preguntan, ¡responderé!
El porqué de las mejillas lívidas.
Con Insomnio me fui de juerga, sí.
Con Insomnio me fui de juerga.

Mayo de 1921


MARINA TSVIETÁIEVA



* La poetisa rusa Marina Tsvietáieva conocía muy bien el desasosiego y la angustia que te acechan en una noche de insomnio. Ella misma debió de pasar muchas noches en blanco durante su prolongado exilio fuera de Rusia, de donde huyó con su familia durante la Revolución, así como a su vuelta al país, cuando junto con su familia fue represaliada y sufrió la pérdida de sus seres más queridos.

Os recomiendo este artículo de Enrique Vila-Matas sobre ella: "La galaxia Tsvietáieva"

** OTROS POST SOBRE EL INSOMNIO:

INSOMNIO
INSOMNIO(2)
INSOMNIO(3)
INSOMNIO(4)
INSOMNIO(5)

5 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Perdona que cambie el tema, pero es que le dejé un mensaje a tu amiga Besuga en el post antyerior, El de los Puentes pero no he podido entrar a su blog para decirle que lo revise ¿Pudieses avisarle? Y perdona la molestia

Alex dijo...

¿Vuelves a padecerlo? Estoy en tu misma situación. El insomnio... No veo el día en el que pueda al fin vencerle, dormir ocho horas de tirón y dejar atrás cientos de noches en blanco.

desconvencida dijo...

* vale, lo intentaré ahora, Alí...

* Así es Alex, nunca me lo he quitado del todo de encima, pero hay temporadas que vuelve con más fuerza... en fin...

atikus dijo...

Jo que faena!...la verdad es que no hay nada como dormir bien, yo tengo esa suerte aunque cada vez duermo menos, pero eso es la edad y ante eso poco se puede hacer jiji..;(

desconvencida dijo...

jaja, cierto, atikus, con la edad se duerme menos, y dicen que se madruga antes!!

 
Free counter and web stats