miércoles, 9 de noviembre de 2005

MATCH POINT




El domingo pude ver "Match point" de Woody Allen y coincido con mucha gente en que es lo mejor que ha hecho en mucho tiempo. Es irónico cómo ha sido dejar a un lado su habitual y característico tono humorístico y su escenario natural de rodaje, Nueva York, y hacer la película más redonda de las últimas de su filmografía. En ella asistimos a la vertiginosa escalada social del trepa protagonista, interpretado por Jonathan Rhys-Meyers, a golpe de braguetazo. No digo más para no desvelar el argumento, sólo que es una de esas películas en las que el personaje principal es una persona sin escrúpulos, ni principios de ningún tipo, pasional y que no obstante triunfa en la vida. Hacia él he tenido los mismos sentimientos contradictorios que me generó el personaje de Barry Lyndon de Kubrick, otro "cabrón" con suerte, pero mientras que éste último al final de su vida recibía parte de lo que había cosechado, el protagonista de W. Allen en principio sale airoso de todos sus actos (aunque no sabemos, por mucho que lo deseemos, si en algún momento se volverán contra él). No es un final peliculero, pero es como la vida misma, todos conocemos gente así, desgraciadamente.


5 comentarios:

Porno dijo...

Pues mira q a mí me produjo el efecto contrario. Ya sé q las últimas películas de Allen, no eran precisamente sus mejores filmes, pero ésta, sin chistes, ni neurosis ni paranoias se me queda un poco coja. Creo q si fuera de otro director me encantaría, pero de "oody Allen siempre espero mucho mucho más.

desconvencida dijo...

Si, quizás lo curioso de esta película es que no parece hecha por Woody Allen,pero aún así me gusta, me convence.

Porno dijo...

Por cierto, adoro Barry Lyndon. Has leído alguna sobre las virguerías técnicas q tuvieron q hacer para grabarla? Toda la película está rodada con luz natural o de las velas... Te acuerdas de la escena de la partida de cartas? y me encanta el peinado de marisa berenson¡¡¡¡ me recuerda a Sean Young en Blade runner

desconvencida dijo...

Toda la película parece un cuadro de Fragonard, es la leshe... Kubrick era un perfeccionista total, es irónico que esta película fuera un fracaso de taquilla, está hecha con muchísimo mimo.

Desde Barna con amor dijo...

Tengo que reconocer que no recuerdo muy bien esta película, fuí a verla al cine y ya sabía que no sería un film de chiste chiste chiste, pero no la recuerdo tan obra maestra como mencionais.

Aunque si es "redonda" como bien apuntas, me pareció una de esas peliculas experimentales del director y también le vi un poco copión de sí mismo, me recordó mucho a la trama de "Delitos y faltas" Donde el protagonista hace algo "malo" de esas cosas que tu dices para "la hora de los lovos" y se libra sin castigo ni nada, todo le sale bien incluso es recompensado.

Creo que ese tema le da mucho que pensar woody gente que hace cosas malas y se escapa...como su mención en casi todas sus peliculas a los nacis... Él no olvida.

Saludos.

eva.

 
Free counter and web stats