lunes, 15 de octubre de 2007

FRANK CAPRA



"Hay hombres y hay momentos. Lincoln halló su momento en Gettysburg; Horacio, en el puente; Galileo, sentado en una iglesia controlando las oscilaciones del péndulo del reloj.

Bueno, yo no sé si yo encontré algún “momento” cuando miré por primera vez a través del visor de aquella cámara y vi la primera escena de mi película. Pero recibí el más maldito ataque de piel de gallina…, y una serie de estremecimientos que me sacudieron de pies a cabeza. No podía dejar de mirar. Medio siglo más tarde mi ojo todavía sigue pegado a aquel visor, cada vez más fascinado por las maravillas que revela."

FRANK CAPRA. “El hombre delante del título”

* Llevo una semana disfrutando de esta maravillosa autobiografia de uno de los mejores directores estadounidenses del Siglo XX, Frank Capra. No solo es un libro sobre cine, sino que es una intersante leccion de vida.

Con un sentido del humor increible, Capra relata su infancia y juventud y su llegada al exito mas absoluto en la Meca del cine. El libro engancha desde su comienzo, en el que Capra recuerda aquel lejano dia en que llego una carta al pequeño pueblo de Sicilia en el que vivia con sus padres y hermanos. La carta era de su hermano mayor, al que creian desaparecido desde un lejano dia en que fue a pastorear las cabras de la familia y nunca regreso. Les cuenta las aventuras que paso desde el momento en que embarco en Palermo con rumbo a Estados Unidos, sus penurias como emigrante en un pais extraño(incluso como fue secuestrado por unos esclavistas y se vio de pronto cultivando algodon en una isla de la que finalmente pudo escapar). La carta iba acompañada de pasajes para toda su familia y de la promesa de un futuro mejor en la Tierra de las Oportunidades.


Asi es como a los seis años, despues de una penosa y larga travesia en camarote de tercera clase, Capra desembarca junto a su numerosa familia en la famosa Isla de Ellis, primera parada obligada para toda la inmigracion del momento. Los comienzos de la familia Capra en Estados Unidos fueron bastante duros, y pronto todos, incluidos los niños, se pusieron a trabajar. Solo el pequeño Frank Capra, con el apoyo incondicional de su padre, pero con la incomprension del resto de su familia, compatibilizo los estudios con el trabajo. Su empeño fue tal que es impresionante el relato de sus años de universitario: se levantaba a las 3 de la mañana, de 3.30 a 7.30 trabajaba en una fabrica, de ahi iba a una residencia universitaria donde trabajaba como camarero para dar el desayuno y recoger las habitaciones de los "señoritos" que ahi residian, luego tocaba correr para asistir a las clases de la mañana, vuelta a la residencia a servir la comida, clases de tarde, servir la cena, conducir una hora hasta su casa en una destartalada moto,estudiar un rato y acostarse finalmente a las 11 de la noche. Capra no solo aguanto ese ritmo sino que acabo siendo el primero de su curso en Ingenieria Quimica, recibiendo varios premios por ello. Acabada la Universidad, desempeño varios trabajos con mas o menos suerte, hasta que la casualidad quiso que, un dia en que estaba bastante desesperado, conociera a un actor de teatro que tenia en mente rodar varias escenas teatrales en cine. El resto es historia...

Os dejo con varios comentarios de colegas de profesion de Capra sobre este libro:


Un libro entusiasta y maravilloso… Capra elabora el único documento definitivo que he leído acerca de Hollywood… No sobra ni un solo párrafo en todo el libro.” John Ford.

La autobiografía más entretenida y honesta nunca escrita por un cineasta americano.” Peter Bogdanovich.

La única cosa mejor que leer el libro de Capra es ver todas sus películas.” John Cassavetes.

14 comentarios:

alain dijo...

Pues ala, todos a leer!!

Si el libro rebosa entusiasmo, parece que también lo proyecta, porque tu relato del libro da ganas de salir corriendo a la librería más cercana!!! Esta tarde me lo voy a comprar!!

Buenos días,
espero que el largo finde haya sido de su agrado y que haya disfrutado mucho ;o

desconvencida dijo...

jajaja, alain, me alegro que te haya gustado la reseña, la verdad es que es una gozada de libro, ya me diras que tal si lo lees...

El finde muy bien, ha habido tiempo para conciertos, diversion, excursiones, cine...

Por cierto, que a ti no te queda nada para tu cumple, ejem :)

alain dijo...

El 3 se acerca inexorablemente...

que por cierto, ya te contaré, me temo que los voy a celebrar entrando, por fin, en sala!!!

desconvencida dijo...

A mi no me queda nada tampoco,¡¡ alain!!

Me tienes que contar lo de tu juicio, un beso :)

Leon dijo...

No he leído el libro pero sí visto bastantes peliculas suyas y este sí que era un auténtico artista. Uno no se cansa de ver sus pelis, como las de Wilder o Lubitsch, una y otra vez.

desconvencida dijo...

Asi es, Leon, todas ellas desprenden una gran humanidad, a mi me gustan mucho :)

memento dijo...

Está claro que la mirada de Capra no es la de cualquiera. Menos mal (para nosotros) que le dió, finalmente, por hacer cine, aunque parece ser que era una persona con el tesón, el talento y la suerte suficientes como para haber triunfado en aquello que se hubiera propuesto.

desconvencida dijo...

Esa es mi impresion, memento... una persona excepcional :)

MK dijo...

Iba a nombrarte también a esos tres mosqueteros , como ha hecho León. Lubitsch, Wilder y Capra.Y ese común denominador de la resilencia y del buen humor para vencer las dificultades. Esa fuerza y esa humanidad para comprender las debilidades del ser humano...y también su grandeza.
Y sí , contagias ganas de salir corriendo a comprar el libro.

conde-duque dijo...

Lo leí hace unos años. Son geniales (el libro y Capra.
Lo publicó cuando era mayor, llevaba mucho tiempo sin hacer películas y ya casi nadie le recordaba. El libro tuvo tanto éxito que Mr. Capra hizo una gira por las universidades americanas dando conferencias, hablando de cine, contantdo anécdotas de su vida.
El hombre siempre tan optimista. Demasiado, creo yo.

PD: No me dijiste si te gustó "El secreto de vivir"...

Francisco Machuca dijo...

Admirable director,junto a Leo McCarey son mis favoritos de la época dorada.Capra lo descubrieron los chicos de la nouvelle vage.Truffaut escribió el mejor artículo que he leído jamás sobre Capra.Fué una estupenda persona que realizó películas optimistas para animar a una nación realmente desolada por la guerra y la depresión.El libro,como bien dices,es una maravilla.
Besos.

desconvencida dijo...

* MK, qué haríamos sin el sentido del humor, a mi personalmente me sería muy difícil enfrentarme al día a día sin él... es una gran ayuda. Por cierto esta noche veré por enésima vez "El apartamento", ya comienza mi Cineclub favorito, qué bien!

* Conde-Duque, lo que dices es cierto, supongo que el final de la vida es el mejor momento para echar la vista atrás, nunca entenderé a la gente que escribe sus memorias con 40 años... Me ha hecho gracia lo de que era "demasiado" optimista... en cualquier caso me parece un buen defecto ;)

Y si, me encantó "El secreto de vivir", de hecho tengo hace meses pendiente un post sobre la peli (mil gracias!!) y leer este libro me ha dado ganas de acabarlo de una vez :)asi que en breve lo postearé ;).

* Francisco, me encantaría leer ese artículo de Truffaut sobre Capra, a ver si lo encuentro en algún sitio, ¿dónde está publicado?

atikus dijo...

Buenas, acabo de "aterrizar", a la civilización, jeje...casi 20 días sin cine ...ah!!!...me acorde de ti en la casa de Frida y Diego ;)

Tiene una pinta estupenda el libro ¿no?...este libro no me lo pierdo, uno de mis directores favoritos!!

desconvencida dijo...

Atikus!!! Me alegra tenerte de vuelta desde tierras mexicanas, vaya viaje más bueno el tuyo, seguro, espero que hagas una crónica en tu blog :).

Gracias por acordarte de mi, la verdad es que tengo muchas ganas de visitar algún día la Casa Azul.

¡El libro no te lo puedes perder! Bienvenido :).

 
Free counter and web stats