martes, 16 de enero de 2007

HUMPHREY BOGART



El pasado domingo se cumplieron 50 años de la muerte de Humphrey Bogart. Hoy me apetece recordarle con las palabras de aquellos que le conocieron, extraídas del libro "Las estrellas de Hollywood" del director de cine Peter Bogdanovich:

"Todo lo que Bogart tenía que hacer para meterse una escena en el bolsillo era salir en ella". RAYMOND CHANDLER.

"¿Podría ser algo tan simple como el sex-appeal? Tenía una imagen de sofisticada virilidad y la mostraba realmente bien. Y con un gran sentido del humor. Al final, tenía tanto estilo que no se marchitaba, no envejecía, no tenía edad. Como Billie Holiday".ALISTAIR COOKE

"Era extremadamente fácil trabajar con él. Estaba muy infravalorado como actor. Sin su ayuda no podría haber hecho lo que hice con Bacall. No hay muchos actores que puedan sentarse y esperar mientras una chica se adueña de una escena. Pero él se enamoró de la chica y la chica de él, y eso hizo las cosas más fáciles." HOWARD HAWKS.

"Su gran cualidad básica era una maravillosa rudeza. Incluso cuando tenía un aspecto impecable, me parecía que podía encenderse una cerilla en la mandíbula... sabía hacer su trabajo desde dentro,y aún así era imposible no sentir que su verdadera alma estaba en otra parte, un misterioso instrumento de búsqueda llamando a puertas desconocidas incluso para él mismo." PETER USTINOV.

"Era un hombre chapado a la antigua, un gran romántico. Y muy emocional. Lloraba cuando moría un perro. Deberías haberlo visto en nuestra boda, con las lágrimas cayéndole por la cara. Me dijo que había empezado a pensar sobre el significado de las palabras. Se hacía el duro por la vida, y no se comprometía, pero recuerdo cuando fue a ver a Steve en la guardería y cuando lo vio en su mesita, lloró." LAUREN BACALL.



La noche que entró en el coma del que nunca despertó, Humphrey Bogart le pidió a Lauren Bacall que durmiese junto a él por encima de las sábanas. Durante aquella noche, él se despertó prácticamente cada media hora, agarrándose constantemente el pecho a causa de una sensación de ahogo. A la mañana siguiente, un domingo, vieron un musical de televisión, Frank Sinatra se pasó a verlos de camino a la ciudad, y los médicos le hicieron una breve visita y dijeron que las dificultades que había tenido Bogart la noche anterior no eran inesperadas. Cuando salía para recoger a los niños de la escuela dominical, Bacall lo besó como de costumbre, diciendo que volvería enseguida, y al volver se lo encontró en coma. Sintiendo el final cerca, se vino abajo. Murió veinticuatro horas después.

Mientras lo veía en una película, Bacall recordaba lo bien que se lo habían pasado juntos, su ingenio, su gran sentido del humor. Era difícil, de ninguna manera una persona fácil de tratar, pero ellos sencillamente encajaban. Cuando ve una película de Bogart, ella piensa de nuevo en lo injusto y terrible que fue el hecho de que su vida fuera segada tan pronto, que no pudiera ver crecer a sus hijos, sobre todo por lo excepcionalmente bueno que era. Y a pesar de todo, la fuerza de su personaje sobrevivió. Nadie podría sustituirlo, o ser comparado con él, ni en la vida real ni en la pantalla.

Cuando dije que, en cierto sentido,ni siquiera esa clase de estadounidense parece existir ya, Bacall asintió con la cabeza. "No, no existe", dijo. "Ni tampoco existe esa clase de Estados Unidos."

PETER BOGDANOVICH

16 comentarios:

k dijo...

Muy bonito. Me ha traído buenos recuerdos. Hubo un tiempo, cuando tenía 17 ó 18 años, en que había pósters en las paredes de mi habitación, como en la de cualquier adolescente, más o menos. Sólo que los míos eran de Marilyn y de Bogart...

En fin.

Ser diferentes es lo que nos salva.

memento dijo...

Muchas gracias, Desconvencida. No sabía de tal efeméride, y me ha gustado recordarle a través de estos testimonios, sobre todos los de la propia Bacall.

desconvencida dijo...

K, memento, me alegra que os haya gustado este pequeño homenaje... Me gustan estas palabras porque acercan a la real personalidad de Bogart, curiosamente paradigma del "tipo duro". En realidad era todo lo contrario... La escena que he puesto de "Casablanca" en la que se le ve todo lloroso frente a una botella me emociona.

Alex dijo...

Louise Brooks le dedicó todo un capítulo en su libro "Lulu en Hollywood". En concreto a la tormentosa gestación de su mito.

Fue un tipo inseguro. Dominado por sus mujeres y por el alcohol. Es curioso que se relacionara con mujeres mayores que él para terminar encontrando cierta estabilidad en Lauren Bacall, a quien casi triplicaba la edad.

Entre las muchas anécdotas que se cuentan de él, mi preferida es la que sucedió durante el rodaje de "La Reina de África". Al parecer, todos los integrantes del equipo de rodaje enfermaron de gastroenteritis debido al mal estado del agua "potable". Todos menos dos: John Huston y Bogard. Por lo visto, durante los meses de rodaje tan solo bebieron whiskey.

desconvencida dijo...

Hace tiempo que quiero leer la biografía de Brooks (no sólo por haberle robado su imagen para este blog y hacerla mía de alguna manera)...

Veinticinco años se llevaba con Bacall, no está nada mal, ella sólo tenía diecinueve añitos cuando se conocieron.

La anécdota de "La reina de África" la conocía, qué buena :)

Billywild dijo...

Hola, esto de internet permite saltar de un sitio a otro y descubrir mil cosas. Por suerte, he conocido tu blog, del que ya había leído cosas muy buenas en otros sitios, y después de ponerme un poco al día con él tengo que decirte que me parece fantástico. Los halagos están justificados.
Este bello homenaje a Bogart habla por sí sólo.

desconvencida dijo...

Buenas noches, Billywild, en primer lugar, ¡bienvenido!

Sí que son curiosas las conexiones entre blogs, ya he visto enlaces al tuyo en dos de los que frecuento, Cielo Vacío (al que conozco personalmente) y Heridas y Caricias,y he de decir que aunque no te he dejado ningún comentario aún ya he entrado varias veces a leer el tuyo, me encantan tus crónicas desde Nueva York,ciudad que aún no he tenido la suerte de visitar, pero te aseguro que cuando lo haga las tendré bien en cuenta para descubrir mil sitios imprescindibles. Espero leerte por aquí de nuevo :).

otto dijo...

Vi hace unos días la de "silbame" y toda la pesca (nunca mejor dicho). Es verdad que Bogart solo necesitaba aparecer en pantalla para metérsela en el bolsillo. Físicamente siempre me pareció un campesino que viene de recoger papas (de hecho, parece de por aquí), pero bueno, era gigante. En cuanto a Bacall, me sobran dedos para contar actrices peores que ella: era mala, mala, aunque estaba muy rica (y necesitada de un par de potajes... Tres o cuatro kilitos más no le hubieran venido mal). Eso sí, me encanta su voz. Profunda pero aniñada, ronca pero limpia.
Y el detallito final de Tener y no tener está muy gracioso: se acaba la película, empieza el mambo.
Yuju.

atikus dijo...

Aunque muchos no lo consideran un grandísimo actor, tampoco a la Bacall, (se supone que muy pocos actores de cine son grandes actores, eso dicen quizás de K.Hepburn o Spencer Tracy), yo si lo considero (a él y a ella) grandes actores y desde luego unos monstruos de la gran pantalla. Además es curioso que la seguridad y aplomo y ese carácter duro que se adivina en las películas nada tiene que ver con la realidad; la famosa mirada de la jovencísima L.Bacall con la vista forzada de abajo hacia arriba, era por lo tímido que era y al tener la barbilla apoyada al cuello forzaba la vista, lo dejaron porque quedaba insinuante...

desconvencida dijo...

jajaja, otto, sí que parece isleño, con ese moreno que llevaba siempre, como quemado por el sol, así que entiendo lo que dices de campesino... Bacall era un bellezón, no entro a valorar sus aptitudes artísticas, que tampoco son taaan limitadas, quizás no recibió buenos papeles, sólo de mujer florero... Siempre me han gustado las actrices de voz grave, las prefiero a las de voz aguda...

atikus, seguro que en esa escena estaba ruborizado e intimidado por la adolescente Bacall, qué mujer! ;)

atikus dijo...

bueno yo me referia a Bacall, la que se ruboriza y mira asi...pero en fin también Bogart debería estar cortado ante Bacall, ...aunque los dos parecían unos duros eran muy inseguros y es curioso que según cuentan no se hicieron famosísimos en los 40 en USA, sino a través de Europa, con el cine Francés de truffaut y otros...o eso parece ser...sacando a relucir precisamente los puntos débiles del chico duro etc...

desconvencida dijo...

jaja, atikus, yo creo que Bogart en esa escena está más intimidado que la Bacall, a pesar de la diferencia de edad ;).

memento dijo...

Por cierto, la foto es realmente buena: atrae como un imán (casi tanto como la de MM, jejeje)

desconvencida dijo...

Quería una foto en la que no apareciese como siempre, con gabardina, pero esta es tan buena que no lo pude evitar...

-merrick- dijo...

Yo vi hace poco "El sueño eterno" y me pareció lo mismo que la primera vez: un sinsentido absoluto donde todos tienen la líbido por las nubes. Una porquería vaya (aunque él está muy bien). Yo tampoco soporto a la Bacall. De hecho cuando le dieron el premio a la mejor actriz secundaria a la Binoche por "El paciente inglés" grabé el careto (con perdón) que puso la Bacall (y su hijo, el "miniyo" de Boggie): eso no era un poema era "Oda a una urna griega" de Keats (que no he leído, pero que queda muy bien en las conversciones informales)

:)

(siempre me equivoco al verificar la palabra)

desconvencida dijo...

jaja, merrick, totalmente de acuedo con lo del hijo "mini-yo" de Bogart, le he visto varias veces por la tele y da miedito, es exactamente igual que él pero rubio y con los ojos de la Bacall...

 
Free counter and web stats