jueves, 5 de marzo de 2009

QUERIDO SEÑOR GERMAIN


París, 19 de noviembre de 1957

Querido señor Germain:

Esperé a que se apagara un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo.

Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continuarán siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido.

Lo abrazo con todas mis fuerzas.

Albert Camus


* Albert Camus sin duda era un hombre agradecido. Cuando recibió el Premio Nobel de Literatura en 1.957 quiso compartirlo con su maestro de infancia, reconociendo así el valor de lo aprendido en aquellos primeros años. Esta carta me emociona porque me recuerda a mi primera profesora (la Señorita Teo), que tanto me ayudó en mis dos primeros años de colegio, en los que me dedicó especial atención por mis dificultades para leer y escribir.

18 comentarios:

Jorgiez dijo...

y tú que vives pegada a los libros. y es que son realmente importantes esas ayudas a encaminarnos, de cualquier tipo. Albert camus era un gran hombre sin contar lo de escrior, como en su discurso al recibir el nobel y la mision del escritor en epocas dificiles o su "el medio justifica el fin" al que hacen tanto ojo ciego la politica...
bueno hay tanto. Igual es genial pensar en su vida y su obra.

Buenos deseos.

Anónimo dijo...

Cada día abandonamos a grandes Maestros, un lujo que no nos podemos permitir.


Ciro

El futuro bloguero dijo...

Me gustan las personas agradecidas.
Me gustan los libros.
Me gustan las cartas, y en general el género epistolar en la literatura.

Me gusta

alain dijo...

Un gran hombre, sin duda!!
Un hombre valiente que supo estar a la altura de las circunstancias en las que vivió, mietras el impresentable de Sartre (por ser educados) se llevaba la gloria de la intelligentsia izquierdista de la época!!

Es curioso lo necesario de las ideologías y, al mismo tiempo, lo terribles que son. Ofrecen justificaciones y amparo moral (inmoral, más bine) a cualquier atrocidad que sea necesaria para cumplir con los fines que ellas mismas imponen, a uno mismo y a los demás. No hay que olvidar que Sartre hizo apología explícita del asesinato político y que, aunque en mayo del 68 dio un viraje un tanto esquivo, siempre defendió a Stalin!!!

desconvencida dijo...

* Jorgiez, esa profesora me despertó la pasión por la lectura.. ojalá pudiera agradecérselo de alguna manera similar...

* No debemos permitirlo, Ciro, sobre todo no debemos permitir los homenajes póstumos, los agradecimientos hay que hacerlos en vida :)

* Me gusta que te haya gustado este post, FB :)

* Desde luego, alain, entre Sartre y Camus, tenemos claro con quien nos quedamos! Hay que reivindicar a los valientes, siempre :D

princesadehojalata dijo...

Mi señorita Teo se llamaba Gloria. La tuya tuvo mucho éxito con eso de ayudarte a leer y escribir...si supiera de este blog!

Un beso.

desconvencida dijo...

Gracias Princesa, la verdad es que cuando llegué al nuevo colegio en 1º de EGB estaba muy retrasada en cuanto a lectura pero sobre todo escritura, en comparación con el resto de compañeras, y ella me dedicó especial atención durante los dos años siguientes... cuando cambiaba de curso los años siguientes recuerdo como el primer día la Srta Teo iba a visitar a la nueva profesora y le decía lo orgullosa que estaba de mi y de mis progresos... Es un buen recuerdo de toda una profesional...Si soy como soy hoy en día es gracias a su ayuda...

Lula Fortune dijo...

Es una carta emocionante por todo lo que significa. Un ejemplo. ¿Dónde queda hoy en día esa gratitud hacia los profesores? Mi querido señor Tanner,sabe mucho de eso.(http://lulafortune.blogspot.com/search/label/Lucas%20Tanner)

Un beso. Me ha gustado tu historia casi más que la de Camus.

Matilde dijo...

Que bonitas historias...Siempre doy gracias de ser agredecida ;-)

ciberiadas dijo...

Al igual que todos, tengo que agradecer muchas cosas. Pero hay una que tengo por especial. Casi siempre que veo a una persona "discapacitada" tengo la misma sensación ¿cuántas personas han pagado una tasa evolutiva, para que yo esté aquí y ahora? El joven discapacitado que vive a cinco esquinas de mi casa, es uno de ellos. Su "desgracia" y la de los que la han padecido antes seguro que ha modificado cargas genéticas para mejorarnos como especie. Y yo me siento un especimen perfeccionado... y afortunado. A todos ellos mi agradecimiento.

Como siempre, las entradas del blog incitan a vistarlo e ir leyendo.

NoSurrender dijo...

Ser profesor no es una profesión que de demasiadas satisfacciones económicas o intelectuales. Pero, desde luego, en algunos casos tiene compensaciones impagables.

Mi madre fue profesora de literatura toda su vida. Y conoció a Camus en París, por medio de unos familiares exiliados muy cercanos a él por auqel tiempo. En fin, que me ha gustado mucho esta carta.

Salud!

Álvaro dijo...

Desconocida desconvencida, te acabo de conceder el Premio Palabras como Rosas. ¡Enhorabuena!

-Debe otorgarse a SIETE blogs que se consideren gestores de la palabra en todas sus formas.

-Debe mostrarse y compartirse incluyendo el link de quien lo entregó, y no olvidar avisar a quienes les sea concedido.

Un saludo. Gracias por tus entradas, siempre estimulantes.

koolauleproso dijo...

Mi particular "señorita Teo" se llamaba Don Jesús, ya tristemente fallecido, y era un maestro viejo y entrañable con el que aprendí muchísimo en 5º de E.G.B.
Era, sospecho, un viejo republicano, porque en 1975 todavía no se hablaba libremente de esas cosas y a mi no me enseñó a leer, pero si despertó en mí la pasión por la Historia (y por las historias). Era un gran narrador y nunca lo olvidaré.
Ah, y hablando de otra cosa, no entiendo muy bien el comentario de "Ciberiadas" y, como inválido orgulloso de serlo, le rogaría que me lo explicase.

Y perdón, Descon, por utilizar tu blog (otra vez, creo) para asuntos "particulares", pero, de verdad, no lo he entendido muy bien.

Gata Vagabunda dijo...

Preciosa y emocionante.

desconvencida dijo...

* Vaya No Surrender, y a mi me ha gustado tu comentario, muy interesante!!

* Koolau, no tienes que disculparte, antes al contrario, a mi también me gustaría que Ciberiadas se explicase mejor, no he entendido muy bien lo que quería decir con su comentario, aunque presupondremos que no quería decir nada ofensivo, le damos el beneficio de la duda...

* Gracias, Gata Vagabunda... un beso :)

ciberiadas dijo...

Hola a tod@s y en especial a koolauleproso y desconvencida

Antes que nada, disculpas si mi forma de expresarme ha causado alguna ofensa; no es la primera vez que me tiran de las orejas por ello. Intentaré explicarme de forma más clara y menos agresiva.

Creo que las especies evolucionan experimentado a ciegas; por ejemplo, un individuo que nace o desarrolla alguna discapacidad puede ser el resultado no esperado, pero necesario, de un intento evolutivo. Lo que quise expresar es que, antes que tristeza o compasión, lo que siento por estas personas es un agradecimiento verdadero porque ellos pagan la tasa evolutiva que nos permite, a todos los demás, disfrutar de las mejoras de la especie.

Olvidando la evolución. En las cadenas de producción se aplican programas de mejora, control, etc... para minimizar los errores. Nosotros, de alguna forma, somos productos elaborados; unos pocos cargan con los errores de los procesos productivos o de la deficiente calidad del material utilizado. Quizás hablar así pueda parecer inhumano pero... Cuando mi madre me dice "a ver si engordas un poco" le doy la réplica con "es un defecto de fábrica"

La alabanza y el reconocimiento del maestro que hace Camus es simple pero contundente. En mi corazón están algunas personas que me enseñaron con su corazón: sor Margarita y sor Juana; el sr. Grimalt y la gramática de quienes no aprendí lo suficiente; don Julián cuyas neuronas eran negras y fusas sobre sobre un pentagrama. Y de cuatro-cuatro, apodo por el que le conocían en nuestro pueblo a un hombre cheposo y con parálisis en la pierna izquierda (el mote le viene por la figura que mostraba de perfil) cuyo trabajo, entre otros, era limpiar las fosas sépticas de las casas... aprendí de él, por sus palabras, como es el invierno de las tortugas o a prender los sarmientos; a estimarme a mi mismo, por sus hechos.

En cuanto a las entradas del blog son deliciosas. Creo que arribé realizando una búsqueda sobre Borges. De cierto, de lo mejor que he leído.

ciberiadas dijo...

Siempre olvido depedirme.
Un saludo cariñoso a tod@s.

desconvencida dijo...

Ciberiadas, te agradezco el intento de explicarte, y, no obstante tengo que decir que no comparto en absoluto tu teoría. Yo no creo que las personas con discapacidad "paguen" con su discapacidad para que otros seamos "perfectos", quiero decir, que su circunstancia es eso, una circunstancia, que una persona nazca ciega o con Síndrome de Down para empezar no la hace inferior o más defectuosa que yo, símplemente tiene alguna capacidad más limitada que la mía... Lo que mencionas del "deficiente calidad del material utilizado" me parece un poco fuerte (por no decir otra cosa) para hablar de una persona... Los factores genéticos o de cualquier otra índole que hacen que una persona nazca con discapacidad me parece a mi que no desmerecen a sus padres, que no tienen la culpa de esa lotería genética, digo yo...

Por otro lado tu teoría no se sostiene en el caso de las personas como Koolau, que han tenido por desgracia, una discapacidad sobrevenida por un accidente.

En fin, en cualquier caso como te he dicho antes, te agradezco que te hayas intentado explicar..

 
Free counter and web stats