lunes, 3 de noviembre de 2008

RIVER PHOENIX


* El pasado viernes se cumplieron nada más y nada menos que 15 años del fallecimiento de River Phoenix. Sin temor a equivocarme puedo decir que muchas de las mujeres de mi generación (y algún que otro hombre) suspiraron alguna vez por este actor, que no sólo despuntaba por su físico sino por unas aptitudes para la interpretación más que notables. Yo misma recuerdo que desde que le vi por vez primera en "Exploradores" de Spielberg, le seguí en todas sus películas: "Cuenta conmigo", "La costa de los mosquitos", "Un lugar en ninguna parte", "Mi Idaho privado", "Esa cosa llamada amor"...

Hoy quiero recordarle con las emocionadas palabras que le dedicó Peter Bogdanovich (que dirigió a Phoenix en "Esa cosa llamada amor") en su libro "Las estrellas de Hollywood":

Se supone que sólo los curtidos y viejos profesionales tienen esa clase de confianza en sí mismos y esa sabiduría, pero River, como artista, las tenía a raudales. Y esa era la razón por la que yo quise que él se involucrase cada vez más en las conferencias sobre el guión, en las sesiones de reescritura y en las discusiones sobre la música. Cosa que él hizo, varias veces, haciendo estupendas aportaciones. River tenía un talento instintivo del más alto nivel. Cuando yo le indiqué cómo todas sus ideas y comentarios respecto del guión o los personajes estaban planteadas siempre desde una perspectiva general de toda la película, y nunca sólo desde su propio papel, me dijo que él siempre pensaba así. Yo le dije que sería un “buen director” . Él dijo que “había pensado en dirigir”. Yo le dije: “Pues asegúrate de darme un papel, ¿vale?.” Se rió y dijo que lo haría. Terminó siendo una broma recurrente entre nosotros. Cuando le pregunté qué era lo que le había atraído al mundo del espectáculo, me dijo que su madre solía leerle historias de pequeño, y que “siempre le habían gustado las historias” así que le gustaba sobre todo ser “parte de una historia”.

Apenas pasa una semana sin que piense en River Phoenix, a menudo deseando poder llamarlo y contarle lo que me pasaba, o escuchar su entusiasmo mientras planeábamos otra película, o componía una nueva canción. Era un alma vieja, por supuesto, así que nunca nos dejará realmente, pero eso no quiere decir que no le eche muchísimo de menos en esta vida: un chico encantador, un fiel amigo, un poeta en el corazón, un verdadero artista.


PETER BOGDANOVICH




8 comentarios:

LulaFortune dijo...

Un hermoso rostro de mirada triste. Sí, sin duda tenía un alma vieja y vivió deprisa. Un bonito recuerdo. Besos desde la otra orilla.

desconvencida dijo...

Así es, una lástima su pérdida, Lula, pero tenemos el recuerdo de sus películas... Un beso para ti :)

Ainhoa dijo...

No puedo creer que ya hayan pasado quince años. Hace poco vi precisamente "Esa cosa llamada amor", que no creo que sea de las mejores, pero no pude evitar quedarme hasta el final, movida por una extraña nostalgia adolescente.
Una pena que muriera tan joven.
Besos.

Juan José dijo...

Hola, soy nuevo por aquí y quería contarte q a mí me has convencido con tu estupendo blog. Me encanta cómo reflejas tu pasión por el cine. Por eso me hago seguidor tuyo. Además, encuentro un cierto parecido entre el estilo de tu blog y el mío: www.juanjolop.blogspot.com.
¡Hasta pronto, Louise Brooks!

desconvencida dijo...

* Ainhoa, la verdad es que la mayoría de sus películas no las he vuelto a ver, quizás tengo miedo a darme cuenta de que hayan podido perder algo de su encanto con los años... hace ya un par compré el dvd de "Un lugar en ninguna parte" y aún no lo he visto, pero tengo curiosidad por verlo un día de estos...

* hola Juanjo, en primer lugar bienvenido, me alegro de que tengamos esos gustos en común, en cuanto pueda me paso por tu blog...

Alex dijo...

Lo tiene todo para ser un mito: Atractivo, actor prometedor y una muerte temprana y dramática. Pero era mucho más, o al menos se intuía mucho más en él. Su hermetísmo dejaba intuir un gran desencanto impropio en alguien tan joven. Una desesperanza que tenía muy poco que ver con la angustia adolescente. Su obra es notable para ser tan corta.

Recuerdo el día que murió, vi una película de terror (muy apropiada para el día en concreto) junto con dos amigos. Parece increible que hayan pasado ya 15 años.

eva al desnudo dijo...

Lo recuerdo ligeramente en La Costa de los Mosquitos junto a Harrison Ford pero no mucho más.
De todas formas siempre es terrible la muerte de una persona tan joven.
Soy fan incondicional de su hermano que también tiene esa aura de tristeza extraña.

Un beso

memento dijo...

Yo la verdad es que guardo un muy buen recuerdo de "Esa cosa llamada amor", tanto de la película como de la BSO.

 
Free counter and web stats