martes, 3 de julio de 2007

ANNE RUTLEDGE



OUT of me unworthy and unknown
The vibrations of deathless music;
"With malice toward none, with charity for all."

Out of me the forgiveness of millions toward millions,
And the beneficent face of a nation
Shining with justice and truth.

I am Anne Rutledge who sleep beneath these weeds,
Beloved in life of Abraham Lincoln,
Wedded to him, not through union,
But through separation. 10
Bloom forever, O Republic,
From the dust of my bosom!

Brotadas de mí, sin mérito y desconocida,
las vibraciones de una música inmortal:
Con maldad para ninguno, con caridad para
todos”.
Brotados de mí el perdón de millones a millones
y la faz benéfica de una nación
resplandeciente de justicia y verdad.

Quien duerme bajo estas malezas soy yo, Anne
Rutledge,
amada en vida por Abraham Lincoln.

Esposa suya pero no mediante unión
sino mediante separación.
¡Florece para siempre, oh República,
del polvo de mi seno!

EDGARD LEE MASTERS "Antología de Spoon River"


* Hace ya bastantes meses, alain me recomendó aquí "Antología de Spoon River" ,un curioso libro que precisamente fue escrito por un abogado Edgar Lee Masters. Lo peculiar de este libro de poemas, es que cada poema está escrito a modo de epitafio de un habitante de un pueblo imaginario, Spoon River. Masters ideó más de 200 epitafios, algunos inspirados en personajes reales, otros en arquetipos del imaginario estadounidense, de tal manera que unos personajes se relacionan con otros, y en ocasiones, los propios fallecidos, por medio de su epitafio, nos cuentan cuáles fueron sus mayores problemas en vida...

Quizás el más curioso de todos estos epitafios es el que se dedica a Ann Rutledge, primera novia de Abraham Lincoln, que falleció muy joven debido al tifus y de la que siempre se dijo que fue su gran amor. Dicho epitafio fue escrito posteriormente sobre la tumba de Rutledge, uniéndose así de manera curiosa ficción y realidad.



13 comentarios:

Emily dijo...

Qué libro más ingenioso, es fácil de encontrar?

El futuro bloguero dijo...

El tema de los epitafios da mucho juego. A mí me hace gracia el de Moliére: “Aquí yace Molière el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien.” Escrito por el propio Molière

alain dijo...

Qué gran libro!
Buenos días, el post ha quedado precioso, con esa foto (vaya color!!!!) del cementerio como de postal de ciudad de provincias!!
Gracias por la mención!!

Los epitafios no son más que una forma bastante visceral de recrear la(s) vida(s) de ésas personas que yacen solitarias y olvidadas... la vida no sólo es de los vivos, sino también de los muertos...

El libro (emily, es muy fácil de encontrar, está en Cátedra) se puede leer como una novela, puesto que Masters establece muchísimos lazos de unión y conexiones entre todos los personajes: los secretos más íntimos y las miserias de un pueblo susurradas al oído, acusaciones no vertidas en vida, y ajustes de cuentas post mortem, justicia poética, al cabo...
Masters además de abogado era anárquista!

Uno de los grandes clásicos de la literatura norteamericana...

desconvencida dijo...

Emily, como te ha dicho Alain, está en Cátedra... mira qué artículo interesante he encontrado sobre el libro:

http://www.elpais.com/articulo/narrativa/muertos/narran/elpbabnar/20050730elpbabnar_14/Tes

jajaja, me encanta el epitafio de Moliere, FB, otro clásico es el de Groucho Marx: "Perdonen que no me levante" :)

Alain, pues gracias por el comentario sobre el post, ayer casi ni posteo, entre el cansancio (que había dormido 4 horas por insomnio) y el agobio que tengo con la mudanza, casi no tenía ni ganas, y eso es raro en mi... Te debo un mail ;)

Muchas gracias por la recomendación, por cierto!

El futuro bloguero dijo...

Aunque sin duda es uno de los más célebres epitafios, lo cierto es que en la tumba de Groucho Marx en el Eden Memorial Park de San Fernando, Los Angeles, no figura ninguna frase; sólo su nombre, las fechas de su nacimiento y muerte (1890-1977) y una estrella de David.

Pero siempre se dice ese famoso epitafio.

(Fuente es.wikiquote.org/wiki/epitafios)

Vienen otros muchos muy buenos

atikus dijo...

no figurara nada FB pero me juego el pescuezo a que cualquier fan suyo se conoce esa frase lo piensa y sonrie delante de su tumba, si todas las tumbas fueran asi ;)

Hay los primeros amores, ademas que el veranito da pie eh!!!!!

Bueno tabmtien se puede renganchar uno digo yo???

desconvencida dijo...

Fíjate que lo he ido a comprobar antes de decirlo, FB, por si era la típica leyenda urbana, pero esta mañana no tenía tiempo de nada! Gracias por la información, ahora me paso por la Wiki...

Los primeros amores y el verano son algo inseparable, atikus...

conde-duque dijo...

Lo leí hace un par de años. Curiosa idea. En general me gustaron, aunque algunos me aburrían un poco, la verdad.
O sea que vienes a Madrid un día de estos y no dices nada...!!!

Redwine dijo...

Hola! Llevo unos días pasándome por aquí, y hoy aprovecho para presentarme (y felicitarte por tu blog), ya que casualmente el otro día cogí este libro de la biblioteca. Yo llegué a él a través de Bolaño (en Entre Paréntesis), pero de momento no he tenido tiempo para leer más que la introducción.
Uno de mis epitafios favoritos está en una canción de Los Enemigos:

el epitafio que buscabas:
"te estoy esperando"

Un saludo

MK dijo...

Pues no es un epitafio creo y no sé si lo dijo Woody Allen pero leí un dia algo que me encantó:
"El problema de la eternidad es
que se acaba haciendo larga...
Sobre todo al final"

desconvencida dijo...

Conde-Duque, por supuesto que pensaba avisarte, te lo dije hace un tiempo, recuerda que tenemos una cita pendiente!!

Redwine, bienvenido, espero leerte más por aquí :)

MK, sería genial como epitafio, uno de los que arrancan sonrisa, que no es poco....

c. dijo...

Vaya... El joven Lincoln... La música de esa escena es de mis favoritas; a Ford le gustó tanto, que la puso más de treinta años después en El hombre que mató a Liberty Valance. No sé, no sé qué tenía Ford, que con tres planos fijos era capaz de hacer lo que no son capaces de hacer otros hoy con diecisiete. ¿A quién le gustan las pelirrojas?, pregunta ella. Y entonces, el contrapicado increíble de Henry Fonda, con la luz del sol pasando a través de las ramas de los árboles: A mí me gustan.

Qué recuerdo tan bonito me has traido :)

desconvencida dijo...

Me alegro, c.

Vaya, tengo que ver esta película, tengo recuerdo de haberla visto hace muchos años, me has despertado la curiosidad de nuevo...

 
Free counter and web stats