lunes, 19 de marzo de 2007

THE MAN IN THE MOON





Maureen:¿Recuerdas que, de pequeñas, mamá nos decía: "Cuando las cosas se compliquen, todo lo que tienes que hacer es hablar con el Hombre de la Luna"?

Dani: Sí, teníamos que hablar con él y contarle todo, así tendría todas las piezas, como en un puzzle.

Maureen: Y entonces resolvería el puzzle para nosotras mientras dormíamos.

Dani: Ya, pero esas son cosas de niños, Maureen. Nosotras ya somos mayores para creer.

Maureen: Sí, lo sé.


Hace ya algún tiempo Alex me descubrió en un precioso post la última película de Robert Mulligan, "The man in the moon (Verano en Louisiana)" 1.991. Tal y como hizo en "Matar un ruiseñor" o "Verano del 42", películas de las que ya os he hablado previamente, Mulligan vuelve a tratar con gran maestría el tema de la complicada frontera entre la niñez y la adolescencia.

Danielle (Reese Witherspoon en su primer papel protagonista), es una chica de 14 años cuya única preocupación es disfrutar del verano, escuchando sus discos de Elvis Presley (estamos en 1.957), corriendo de un lado a otro y aprovechando para bañarse furtivamente en la poza de los vecinos, para así poder soportar mejor el caluroso verano de Louisiana. Es allí precisamente donde conoce a Court, un nuevo vecino de 17 años, y lo que en un primer momento es un encuentro hostil por ambas partes pasa pronto a ser una buena amistad, y el primer amor (platónico) de Dani. El problema es que Court encuentra a Dani demasiado pequeña para él y, en el momento en que conoce a su hermana Maureen (que tiene su misma edad) comienza una relación con ella, provocando el enfrentamiento entre ambas hermanas, pero un inesperado drama hará que tengan que replantearse si merece la pena seguir enfadadas eternamente.

Al igual que ocurre en las otras películas que he mencionado de Mulligan, en esta predomina un tono melancólico y de pérdida de inocencia. Es inevitable sentirse identificado con las sensaciones típicas de la adolescencia que experimenta la protagonista (qué mala época por cierto, menos mal que quedó muy atrás, jajaja)

Una de las cosas que más me gustan de esta película es lo bien que refleja la peculiar relación que suele darse entre las hermanas, a veces rivales, otras las mejores amigas, pero inevitablemente compañeras durante toda la vida. Por eso me gusta tanto la escena final:



Dani: Maureen, ¿seguirá doliendo siempre tanto?

Maureen: Mamá dice que no.

Dani: Espero que tenga razón

Maureen: Yo también.

Dani: ¿Sabes? A veces creo que nada volverá a tener sentido de nuevo.

Maureen: Quizás la vida no tiene que tener sentido.

Dani: ¿Y eso no te asusta?

Maureen: Sí, me asusta.

Dani: Ojalá pusiese hablar aún con el Hombre de la Luna, ¿no te gustaría a ti?

Maureen: Estaría bien.

Dani: Maureen...

Maureen: ¿Qué?

Dani: ¿Seguiremos hablando la una con la otra siempre?

Maureen: Siempre


17 comentarios:

Emily dijo...

Bueno, ahora sí que creo en la telepatía...te juro que este fin de semana he pensado en esta película, preciosa y con su triste final...

desconvencida dijo...

¡Qué casualidad, Emily! Buenos días :)

atikus dijo...

Bueno yo tanto como eso no, aunque volvi a ver la semana pasada "Matar a un ruiseñor", aunque la veo todo los años, con lo que no es demasiado difícil concidir :)

En cuanto a la "Edad del Pavo" es cirto, que mala!! si pudiera retroceder en el tiempo retrocedería a los 20...más o menos, antes no!!

Esta peli no la he visto así que como la del verano del 42, seguro que me encanta, no me la pienso perder :D

desconvencida dijo...

No te la pierdas, atikus...


Yo tampoco volvería a tener menos de 20 años, quita, quita....

chiado dijo...

Me ha llegado al alma este post.
La relación con una hermana es una de las cosas más especiales del mundo. Pase lo que pase sabes que siempre puedes contar con ella. Incluso los años de adolescencia, con tantísimas discursiones tontas, fueron mejores con ella. Mi hermana no es como una amiga, es parte de mi misma. Yo no me imagino la vida sin ella.

desconvencida dijo...

Chiado, sé lo que dices, aún me acuerdo en algunos años críticos, por ejemplo cuando mi hermana tenía 14 y yo 17 donde apenas nos dirigíamos la palabra, cada una con su edad del pavo particular... y ahora somos las mejores amigas, bueno, más que amigas, como tú dices.

¡vuelve a nevar en Pamplona! No veía nevar desde el día de mi cumpleaños :)

chiado dijo...

¡que suerte!
Aquí solo frío y más frío.
Mi hermana y yo nos llevamos 10 meses y hemos compartido habitación hasta en la universidad, te puedes imaginar las batallas campales... saltaban chispas!

desconvencida dijo...

Vaya, qué poco os llevábais... ¿estábais en el mismo curso?

Alex dijo...

Me alegra saber que te gustó la peli de Mulligan. Ya imaginaba que la relación entre las hermanas te sería cercana.

Bonita aproximación a la película. Yo opté por el lado trágico al hacerlo. No lo pude evitar, mi lado dramático es poderoso.

Guarda ese DVD como un pequeño tesoro, que debe ser uno de los pocos que circulan por ahí.

Siento que como publicista de mi blog tu sueldo sea tan bajo :p Gracias por la inmerecida referencia.

desconvencida dijo...

Lo guardaré Alex, la verdad es que en Eroski se encuentran a veces cosas insospechadas :D. He preferido hablar del lado "amable" de la película, porque si empiezo por el dramón no termino...

maite dijo...

me ha emocionado tu entrada amaya, mi hermana nació cuando yo tenía 10, un gran abismo nos separó hasta hace bien poco.rewym

maite dijo...

rewym...ja,ja, siempre verifico palabra antes de tiempo

desconvencida dijo...

10 años es una gran diferencia de edad, maite, pero nunca es tarde :)

chiado dijo...

No fuimos al mismo curso por poco, somos de distinto año, y menos mal porque aún así siempre nos comparaban (yo siempre salía perdiendo) vaya época la del cole.

desconvencida dijo...

Mi hermana y yo coincidimos un año en el instituto (yo en COU y ella en 1º de BUP) y otro en la facultad (ambas estudiamos Derecho)...

memento dijo...

Jo, cómo me gustaría ser alguien "cuya única preocupación es disfrutar del verano, escuchando sus discos de Elvis Presley"... Por cierto, si están bien hechas y no son una bobada, me suelen afectar bastante las películas de adolescentes. Yo no recuerdo la adolescencia como una etapa particularmente mala, aunque otros sí que recuerdan mi adolescencia como algo malo para ellos...

desconvencida dijo...

No estaría nada mal un verano así, ¿verdad?

Esta película merece la pena, memento, si no la has visto intenta conseguirla, refleja bastante bien el "despertar" adolescente"...

 
Free counter and web stats