martes, 8 de mayo de 2007

ROBIN Y MARIAN


¿Quién dijo que "segundas partes nunca fueron buenas"? Reconozco que mi curiosidad innata siempre se siente satisfecha cuando se hace la segunda parte de una película conocida, sobre todo de aquellas que no tienen necesariamente un final feliz, esas películas que, una vez terminadas, te dejan pensando qué será de sus protagonistas después del "The end" (estoy pensando en "Antes de amanecer" /"Antes de atardecer" o en "Love story" y "La historia de Oliver", más floja pero necesaria, por ejemplo).

Por eso tenía ganas de ver "Robin y Marian", de Richard Lester (1.976), el otro día hablábamos de clásicas películas de aventuras y recordé que una de mis favoritas siempre fue "Robin de los bosques" (1.938), de Michael Curtiz, protagonizada por Errol Flynn y Olivia de Havilland. Este era el principal motivo, pero también tenía curiosidad porque "Robin y Marian" fue rodada en Navarra, concretamente en la sierra de Urbasa, el Robledal de Orgi y Artajona, y es que un gran amigo mío (que tiene unos años más que yo) recuerda cómo pudo presenciar el rodaje durante su veraneo familiar, imaginaros la envidia que me da...

Esta no es una historia de aventuras propiamente dicha, sino de segundas oportunidades. Robin y su inseparable Little John regresan a Inglaterra después de pasar más de 20 años guerreando en Tierra Santa, tras la muerte en Francia de Ricardo Corazón de León (interpretado por un exagerado Richard Harris). Sin otro hogar al que volver, los cruzados se dirigen directamente al bosque de Sherwood, y allí se dan cuenta de que hay cosas que no han cambiado en su ausencia, el Sheriff de Nottingham sigue gobernando con mano de hierro el condado. Aunque Robin (Sean Connery) finge indiferencia ( "Bonita chica, hace años que no pienso en ella") , lo primero que pregunta al reencontrarse con compañeros de batalla, es si Marian está bien y sigue viva.

- ¿Qué emocionante volver a verla, Robin, ¿no?

- ¿A mi edad? Ya no.

Su sorpresa es mayúscula cuando se entera de que ahora se hace llamar Madre Jennet y es la abadesa de un convento.

- ¿Monja? No puede ser, mi Marian no.

La muerte de Ricardo Corazón de León y el ascenso al trono del Rey Juan Sin Tierra, que quiere echar al clero de Inglaterra, harán inevitable el reencuentro, ya que que Robin y sus seguidores se ofrecen a proteger el convento.

Para Audrey Hepburn fue una película importante porque supuso su vuelta al cine después de 8 años de inactividad (su última película había sido "Sola en la oscuridad"), y puede decirse que, una vez más, transmitió al personaje de Marian la ternura y humanidad que siempre imprimía a sus interpretaciones:



Robin: Hice bien en amarte hace tantos años.

Marian: Es curioso, sé que te amaba pero no consigo recordar qué sentía, ni quien era yo. Al irte, lo que más me costó fue encontrar la paz. Supongo que la ira me condujo al convento. Ahora está borroso, pero recuerdo que pensé que te molestaría que mi esposo fuera Cristo. No fue buen comienzo. Durante meses al acostarme pensaba en tí. Mis confesiones eran la envidia del convento. Rezaba constantemente y hacía terribles penitencias, pero sólo el tiempo me ayudó. He encontrado la paz. Ya no sueño contigo, Robin.

La escena final recoge una doble declaración de amor:



Marian: Te amo, te amo más que a todo, más que a los niños, más que a los campos que planté con mis manos, más que a la plegaria de la mañana, más que a la paz, más que nuestros alimentos. Te amo más que al amor, o que a la alegría, o a la vida entera. Te amo más que a Dios.

Robin: Donde caiga la flecha, John, colócanos juntos y déjanos allí.

30 comentarios:

Alex dijo...

Oh, esa flecha disparada al cielo en la escena final. Qué maravilla.

Soberbia. Soberbia película la de Lester. Una de esas raras ocasiones en las que todo confluye para lograr algo extraordinario. Algo así como una conjunción planetaria.

Me encanta como Lester desmitifica al héroe haciendole orinar. Le quita el aura romántica de cuento para darle forma humana y hacerle amar como un humano. Carnalmente.

Explendido Richard Harris también. Excesivo, sí, como el histrión que siempre fue.

Por cierto, ¿Qué famosa actriz española aparece fugazmente y semidesnuda? Recien salida de un baño, de hecho. Y guapísima entonces, porque lo que es ahora...

desconvencida dijo...

jaja, Alex, se me olvidó contar ese detalle (y mira que lo tenía apuntado!).1,2,3 responda otra vez:

Victoria Abril.

Leon dijo...

Una pelicula muy buena muy tierna, ella está alucinante como siempre. Y no recordaba la escena de la flecha hasta que la habeís comentado, pero es verdad. Por cierto sí recuerdo que la música era muy buena.

desconvencida dijo...

León, esa escena sucede a continuación de la que he puesto en el post, cuando Robin está herido en la abadía... La música era excelente, sí :)

Antígona dijo...

Siempre me encantó esta película, que como dice Alex, me parece soberbia. Contar además en su reparto con Sean Connery y Audrey Hepburn no hace sino aumentar los méritos de esta historia de amor que saca a Robin y Marian del terreno de la fábula para convertirlos en personajes más humanos, más de carne y hueso.

Se trata, sin embargo, tal y como yo la veo, de la historia de un amor imposible, de un amor tremedamente doloroso, al menos para Marian, incapaz de retener a Robin a su lado excepto con la ayuda de la muerte. Triste, incluso trágica, pero preciosa.

Red River dijo...

Me necanta eso de "Mis confesiones eran la envidia del convento".
Tanto en tan poco.

Y auqnue atrasado, gracias por el video de ayer.
Un gusto.

desconvencida dijo...

Antígona, yo no lo hubiera dicho mejor, Robin y Marian aparecen como personajes no de leyenda, sino de carne y hueso, que se preguntan qué ha sido de aquel tiempo pasado que no volverá ya...

jaja, Red River, las confesiones "jugosas" son las más divertidas,supongo, siempre le tuve manía al sacramento de la confesión, nunca entendí porqué había que confesar los deseos más íntimos, y presuponer que eran pecados...

Me alegro de que te gustara el vídeo, es una joya,en cuanto supe que estaba colgado en la red me acordé de ti ;)

alain dijo...

Gran película, una maravilla.
La desmitificación del héroe de la que habla Alex es fundamental, es la vejez del héroe, el desencanto y la flaqueza del cuerpo!
Con todo ello Lester consigue una poesía de altos vuelos, alejada de toda épica y epopeya (de memoria):
-Robin ya no tenemos batallas que luchar.
-No, John, aún peor, ya no tenemos poetas que canten nuestras hazañas.

por cierto, no sabía que hubiese sido rodada en Navarra. Urbasa da para mucho, la verdad. En cuanto a Artajona, qué recuerdos, el regaliz de palo!!!!

Para la historia de Juan sin tierra y Corazón de León, como dije el otro día, la película de mi infancia: Ivanhoe. Magnífico Robert Taylor (vale, lo sé, era un..., es la nostalgia) y Liz Taylor.

alain dijo...

La música era de John Barry. Entre otras muchas pelis, hizo las míticas de James Bond, Bailando con lobos, Cotton Club, Peggy Sue se casó...

desconvencida dijo...

alain, ¡hemos simultaneado los comentarios! :D

La desmitificación del héroe en esta película es totalmente quijotesca, sólo tienes que ver la batalla final entre Robin y el Sheriff de Nothingam, podría haber sido relatada por el propio Cervantes, no tiene nada de heroica, ves a dos maduritos, en mala forma física, zurrarse con las espadas hasta que estalla la sangre...

Sí que fue rodada en Navarra, por lo visto la escena en la que rescatan a las monjas del Castillo de Nothingam fue rodada en el cerco de Artajona:

http://www.unav.es/dpp/tecnologia/2005/46/imagenes/foto.jpg

Robert Taylor era un hombre imponente!

desconvencida dijo...

No sabía el dato de la música, alain, la de cosas que aprendo contigo...

Y con todos vosotros :)

alain dijo...

Simultaneidad, sí! Un segundo para cada comentario, qué gracia.

Las palabras de Marian-Audrey durante toda la película, no sólo las de las confesiones, tienen una sorna y un humor apretado fascinante, sobre todo cuando se refieren al pobre Robin.

La batalla con el Sheriff, uff.. qué escena, no pueden con las espadas, y no me extraña, debía pesar un quintal!!

P.D: en cuanto a lo de aprender cosas, es que intento estar a la altura de tus post, siempre estupendos, y de los comentarios de los compañeros ;)

desconvencida dijo...

jaja, alain, de pobre Robin nada, ¡que se piró 20 años a las Cruzadas y le dejó a la pobre Marian compuesta y sin arquero sin saber si regresaría o no! :D, así que todo sarcasmo está justificado en su caso...

Ese detalle me gusta de la batalla, en otras películas da la impresión de que las espadas son de carton piedra, vamos, que son más ligeras que un plumero, pero en esta el realismo es tal que se ve que les cuesta un enorme esfuerzo levantarlas, que aumenta conforme van resultando heridos (además de que la edad no perdona, jeje)...

atikus dijo...

La verdad es que el tema del Santo Grial, Los Caballeros de la Tabla Redonda, etc me chiflan y mi peli favorira sigue siendo Robin de los Bosques con Errol F., también me encanta Ivanhoe (la favorita de Alain), las modernas algunas estan bien pero no es lo mismo y ademas me lío , con el principe de los ladrones y todas esas, en cuanto a esta la verdad es que no la he visto pero con ese reparto y ese tema, como poco es muy pero que muy interesante...:)

desconvencida dijo...

¡más deberes, atikus! ;)

atikus dijo...

ya, menos mal que tengo fiesta la semana que viene (San Isidro) y no me voy de visita esta vez, creo...

desconvencida dijo...

Qué suerte tenéis en Madrid últimamente, no os podéis quejar de fiestas, aunque yo tampoco, me estoy acordando de mi "acueducto foral" de Diciembre y el viaje a Italia :D

koolauleproso dijo...

Hermosa película. Yo la ví tarde, creo que en el tristemente desaparecido ¡Qué grande es el cine! de Garci, y venciendo ciertos prejuicios que encasillaban a Richard Lester. como el director de las tontas películas de los Beatles. Sin embargo, aquella noche me sorprendió con este peliculón sobre la dignidad de la vejez, que me recordó algo a la temática habitual de Clint Eastwood, y sobre la imposibilidad del amor. Un film tristísimo y excepcional, deseperadamente romántico


P.D. : Aun reconociendo que Garci era un tanto pesado, y su cine nunca ha sido santo de mi devoción, un programa dedicado al gran cine clásico sigue siendo imprescindible en la televisión pública

desconvencida dijo...

Koolauleproso, a pesar de que Garci despierta fobias (y filias, faltaría más), lo cierto es que yo agradezco a su programa haberme descubierto muchas películas que ahora son imprescindibles para mi, y eso no es poco...

Hace falta un programa así, antes se podía ver más cine clásico no sólo en su programa sino en cualquier sobremesa, ahora se estilan más los telefilmes de segunda fila...

alain dijo...

Yo también ví la peli en el programa de Garci. Entre los invitados de aquella noche estaba Luis Alberto de Cuenca, presencia ineludible cuando se trataba de películas de aventuras o de temática medieval, especialista en el tema que es el hombre.

Otra de las pelis que ví con ellos, y que despertaba su admiración era El señor de la guerra, de Franklin Schaffner. Una película oscura, muy oscura. El revisionismo de la época dio magníficos frutos.

Garci, en fin... había días (muchos) en que era insoportable su tendencia al reclinatorio, pero la verdad es que menudas pelis emitían!! a pesar de todo, y de todos, un gran programa que se echa de menos.

desconvencida dijo...

Creo que no he visto "El Señor de la guerra", alain, he mirado por ahí y he visto que es de Charlton Heston, apunto...

Yo también soy una alumna aplicada :), no sólo le mando deberes a atikus, jajaja...

MK dijo...

Que maravilla..aún no la he visto nunca...!!. Y ya veo que me va a gustar mucho.Se impone tarde con lluvia, viaje a la leñera y merienda contundente.Reservada para otoño.
Yo vi el otro día "Rojos" . Esa digna postura de Marián (.."ya no sueño contigo .He encontrado la paz" )me ha recordado una escena en la que Louise Bryant(Diane Keaton), después de años de convivencia con John Reed (Beatty), de seguirlo por medio mundo , de casarse con él y cruzarse Finlandia a pié para ir a rescatarlo a él que se ha pasado media vida por esos mundos de diós ,siguiendo la crónica y la militancia como comunista norteamericano y que cuando finalmente le dice que está cansado y quiere regresar a casa , y que si ella quiere acompañarlo.
Ella , se lo mira y asiente . Y el pregunta :
_"¿En calidad de qué?"
_"...¿De camaradas?" , contesta élla.

MK dijo...

Y Descon , por supuesto , (no te pierdas el vestuario de la Keaton!)

xabipop dijo...

desconvencida, veo que en horas punta tienes un trafico capaz de provocar atascos en la red.

Ya a estas horas de la noche el pescado parece que está vendido. En cualquier caso dos apuntes: uno sumarme al merecido homenaje a Garci, creo que hizo mucho bien a una pequeña parte de la humanidad en la cual me incluyo.

En segundo lugar, lo de Lester ha sido una grata sorpresa.de alguna manera fue precursor de una manera de hacer cine. "A Hard Day's Night" ("Qué Noche La De Aquel Día!") es un icono de la cultura pop(ular), y como nadie lo ha comentado,a mi siempre me ha parecido una película que sienta las bases para lo que luego vendrá,la repetida fórmula de película con grupo musical.

Buenas noches

desconvencida dijo...

Mary Kate, es que es precisamente una película de esas que llaman "otoñales" o "crepusculares", no lo dije en el post porque me parece una denominación algo cursi para una película, pero reúne todos los requisitos :D.

A mi me falta por ver "Rojos", es una película pendiente hace mucho tiempo, y ¡estando Diane Keaton en ella no me la puedo perder! (habrá que ver esos modelitos :)

desconvencida dijo...

jaja, xabipop, aquí la hora punta depende del día, a veces es por la mañana, otras al mediodía, otras por la noche...

Creo que tengo "A har day´s night" en VHS por algún lado, hay que reconocerle el mérito que apuntas, aunque no es una gran película (de hecho a ratos no parece una película)...

xabipop dijo...

Creo que hay que valorarla en su justa medida y en un contexto determinado. Por supuesto que no es una de las grandes, pero contiene elementos de interés. Como te diría yo... Como el "God Save The Queen" de los Sex Pistos... marcó una época.

desconvencida dijo...

La verdad es que hace años que no la veo, me gustaría volver a verla... ¡hay tantas películas por ver! Hoy me llevo una buena lista a cuestas...

elio_milay@yahoo.es dijo...

Regreso de Robin





A mi llanto tú hiciste caso omiso.
Te marchaste a tu guerra criminal.
Hoy te ofreces y pides mi permiso.
¿Qué ansías, volver a hacerme mal?

Te presentas aquí, sin previo aviso.
Aseguras que el bosque sigue igual.
Yo fui seda y tu hierro no me quiso.
Media vida sin verte es mucha sal.

Feliz soy, recordándote como eras.
No alborotes la paz de mi convento
Con proscritos anhelos, por favor.

Oré en lágrimas veinte primaveras
Por volver a tenerte y ahora siento
Una flecha clavada en este amor.



Elio Milay

desconvencida dijo...

Gracias por el poema! Bienvenido...

 
Free counter and web stats