miércoles, 3 de septiembre de 2008

MADRIGAL AL BILLETE DE TRANVÍA


Adonde el viento, impávido, subleva
torres de luz contra la sangre mía,
tú, billete, flor nueva,
cortada en los balcones del tranvía.

Huyes, directa, rectamente liso,
en tu pétalo un nombre y un encuentro
latentes, a ese centro
cerrado y por cortar del compromiso.

Y no arde en ti la rosa, ni en ti priva
el finado clavel, si la violeta
contemporánea, viva,
del libro que viaja en la chaqueta.

RAFAEL ALBERTI


* Se pueden dedicar poemas a muchas cosas, pero sólo a Alberti se le ocurrió dedicarle uno a un billete de tranvía :).

5 comentarios:

alain dijo...

Los dos primeros versos son brutales!!! Sublevar torres de luz!!!

Seguro que a nuestro adorado Chinarro le encantaría este poema!!!

desconvencida dijo...

No tengo la menor duda, alain...

A mi me lo enseñó una profesora de BUP de la que no tengo buen recuerdo (de hecho era la directora del instituto), pero no hay mal que por bien no venga, me descubrió este poema atípico, que he recordado hoy... (con lo que a mi me gustan los trenes y tranvías :)

dvd dijo...

Un día terminarán de construir el metro y oleadas de inspiración embargarán a los vates hispalenses. De seguro...

desconvencida dijo...

jajaja, dvd, ¿cuántos años lleváis de obras?

dvd dijo...

Bueno, teniendo en cuenta que yo soy cosecha del 74 y ya había paradas fantasma que parecían llevar al ultramundo... Calcula...

 
Free counter and web stats