jueves, 27 de julio de 2006

EL JUICIO


Convocada por mí la tierra entera
que cabe, lo verás en mi soneto,

dará el dictamen de la primavera,

frente a frente, mirando tu esqueleto,
para que nunca más madre ninguna

se desangre en las tierras arrasadas
cargando al sol, bajo la triste luna,
un niño que levanto como espada

frente al cuello de Nixon*, camarada.


PABLO NERUDA "Incitación al Nixonicidio y alabanza de la Revolución Chilena" 1.973

* Sustitúyase "Nixon" por el nombre de cualquier tirano actual al uso...

3 comentarios:

Alex dijo...

-Segundo intento- (Blogger strikes again)

Para un historiador sin título (abandoné la carrera al tercer año) hablar de todo lo que ocurrió en Chile en aquella época es como invocar al santo grial.

Neruda cometió muchos errores en su vida (según él mismo confesó) pero escribir poesía no fue uno de ellos. Le dedicó poemas a tantas personas y cosas que no sé cómo no le dedicó uno al pie (Denys Finch-Hutton style).

desconvencida dijo...

La Historia siempre fue una de mis principales vocaciones (al final ganó el Derecho) y mi asignatura favorita en el colegio..

jajaja, me ha hecho gracia lo del pie :)

tarta de manzana dijo...

Te dejo un soneto de Neruda que me gusta desde siempre. Ahora he visto que una de mis cantantes preferidas, Estrella, le ha puesto música:

http://www.youtube.com/watch?v=tFFzCDs47lg


¿Quiénes se amaron como nosotros? Busquemos las antiguas cenizas del corazón quemado

y allí que caigan uno por uno nuestros besos

hasta que resucite la flor deshabitada.

Amemos el amor que consumió su fruto

y descendió a la tierra con rostro y poderío:

tú y yo somos la luz que continúa,

su inquebrantable espiga delicada.


Al amor sepultado por tanto tiempo frío,

por nieve y primavera, por olvido y otoño,

acerquemos la luz de una nueva manzana,


de la frescura abierta por una nueva herida,

como el amor antiguo que camina en silencio

por una eternidad de bocas enterradas.

 
Free counter and web stats