lunes, 13 de noviembre de 2006

DRED SCOTT



Probablemente pocos de vosotros habréis oído hablar alguna vez de Dred Scott. Yo misma no sabía de su existencia hasta que hace unos meses hojeé una biografía sobre Abraham Lincoln que estaba leyendo entonces mi padre. Dred Scott es una de esas personas aparentemente "insignificantes", al igual que Rose Parks, pero que cuyas acciones fueron determinantes para cambiar el rumbo de la Historia.


Nació como esclavo en Luisiana, en 1799, propiedad de la familia Blow. Éstos se vieron obligados a vender a Scott, cuando contaba 35 años, a John Emerson, un Doctor del Ejército que cambiaba constantemente de destino. Junto con su esposa Harriet acompañó a los Emerson en todos sus desplazamientos, que irónicamente incluían como destino Estados en los que la esclavitud estaba prohibida, como Illinois y Wisconsin. Una vez fallecido John Emerson, Dred Scott intentó comprar su libertad a su viuda, Irene Stanford Emerson, quien rechazó la oferta .

Así fue como comezó la odisea de Dred Scott por lograr su libertad y la de su esposa. La primera demanda que interpusieron, en 1.847 fue rechazada por un tecnicismo: no probar que ellos eran "propiedad" de la viuda Emerson. Año tras año, demanda tras demanda,y con el apoyo económico de los Blow (sus originales propietarios) y de grupos abolicionistas, llegaron al más alto estamento judicial de los Estados Unidos, el Tribunal Supremo, que en Marzo de 1957 (10 años después de la primera reclamación de Scott) dictó un fallo histórico, la sentencia Dred Scott vs. Sandford , que para muchos fue uno de los factores detonantes de la Guerra Civil Americana. Dicha sentencia, que fue contraria a la concesión de libertad de Scott, entre otras lindezas manifestaba que "Cualquier persona descendiente de africanos negros, esclavos o libres, no es ciudadano de los Estados Unidos, según la Constitución de los Estados Unidos, y en consecuencia no está legitimado para demandar en un tribunal federal".Lo contrario," daría a las personas de raza negra el derecho de entrar en cada Estado cuando quisieran, la total libertad de expresión en público y en privado sobre asuntos que sólo conciernen a los ciudadanos, de dar discursos en público sobre asuntos políticos, y de llevar armas donde quiera que fuesen" Vamos, de ser un ciudadano estadounidense más. Concluía diciendo que "ni el Congreso ni los Estados abolicionistas tienen permiso para interferir en los derechos constitucionales de propiedad que corresponden a los propietarios sobre sus esclavos" .

Con esta sentencia, el Tribunal Supremo (presidido por Taney,que estaba a favor de la esclavitud, y formado en su mayoría por jueces sureños) pretendía dar por zanjada la cuestión de la esclavitud, pero dicha decisión fue contraproducente ya que indirectamente daba argumentos a los Estados abolicionistas para luchar contra esa situación contraria a sus intereses, y esta crisis, como he dicho antes, fue una de las principales causas de la Guerra Civil Americana.


En cuanto a Dred Scott, consiguió su libertad porque irónicamente el segundo marido de Irene Emerson era contrario a la esclavitud, ambos transfirieron su "propiedad" a sus originales propietarios, los Blow, que le manumitieron junto con su mujer e hijas, en Mayo de 1.857, pudiendo disfrutar así de apenas un año de libertad, antes de morir de tuberculosis a la edad de 59 años.

12 comentarios:

Alberto Balsalm dijo...

Pues yo tampoco sabía nada de este hombre, una historia realmente interesante.
Desgraciadamente creo que Tribunal Supremo no ha variado gran cosa en estos 100 años, las bases jurídicas que permiten cosas como Guantánamo son parecidas, los que están allí no son ciudadanos estadounidenses.

Saludos.

alain dijo...

Hola, desconvencida, buenos días!
Pues yo tampoco conocía la historia de este hombre, uno de tantos seres anónimos sin cuyo trabajo el mundo sería un lugar bastante peor! Qué importante es la memoria!!!

Su historia parece sacada de "Antología de Spoon River" un libro de poemas maravilloso, de Edgar Lee Masters. Son todo epitafios. Masters, además, seguro que sabría de estas sentencias del Supremo, puesto que era abogado. Abogado, poeta y anarquista, menuda conbinación.

saludos

alain dijo...

por cierto (aunque con leve retraso),
la canción de Richard Hawley es preciosa. Qué envidia no haber podido estar en el primavera... en primera fila, por supuesto!!

conde-duque dijo...

Muy interesante, Descon.
Por cierto, ¿cuándo te vas a las Italias? Te queda poco, ¿no? Si quieres que te recomiende sitios, ya sabes...

desconvencida dijo...

alberto balsam, cómo me molestan ese tipo de "eufemismos" jurídicos, sobre todo porque se supone que estamos en el Siglo XXI y deberían haber quedado atrás hace años, pero claro, son utilizados para sus bajos fines por personas con mentalidad del siglo XVIII por lo menos....

¡Buenos días, alain! No conozco el libro del que hablas, pero tiene muy buena pinta, apuntado queda ;)

desconvencida dijo...

Sr. Conde! Me voy el día 29, apenas quedan 2 semanas ya... Haré un recorrido por Roma-Florencia-Bolonia-Venecia-Verona-Milán... ¿Qué me recomiendas? :)

El detective amaestrado dijo...

Hay que ver como actos aparentemente nimios terminan teniendo una trascendencia tan universal. Incluso los que no somos negros, incluso los que nacimos mas de un siglo después, debemos estar agradecidos. Lo que lograron no fue solamente para ellos, sino para el conjunto de la humanidad

desconvencida dijo...

Así es, detective...

conde-duque dijo...

Perdona, Descon, es que he estado ocupado todo el día... En Bolonia y Verona no he estado, pero en los otros sí. Un día de éstos te hago un croquis y te lo mando por mail. Hay mil cosas para ver, claro, pero no creo que te dé tiempo...

Porsela dijo...

Lo triste es que este tipo de cosas no formen parte de una historia que hoy día enrojezca a todo el que la lea. Precisamente ayer me mandaron un correo acerca de una propuesta (la HR-4437), de un congresista estadounidense republicano en la que pretende tratar a todos los inmigrantes como criminales y terroristas.

desconvencida dijo...

Conde-duque... cualquier croquis será bien recibido :) Voy a estar poco tiempo en cada sitio, 6 ciudades en 10 días (!), pero como nunca he estado allí (y hace años que quiero ir)me servirá para hacerme una idea... Una de mis mejores amigas se acaba de mudar a Milán y tendré la oportunidad de visitarle a menudo,para empezar en verano se casará y pienso volver a Roma con más tiempo...

Vaya, Porsela, no sabía lo de ese congresista, es una vergüenza... Estados Unidos para empezar es un país que se ha nutrido de la inmigración siempre, vamos, no creo que ese congresisa tenga ancestros apaches ni mucho menos...

Anónimo dijo...

Más vale tarde que nunca...
Lo digo por que esta entrada se publicó hace más de un año.
Por si a alguien le interesa:
En primer lugar, el caso de Dred Scott no es el único, aunque se enmarca en el periodo de mayor tensión previo a la guerra de secesión, de ahi su importancia. Debemos tener en cuenta la expansión estadounidense hacia el Oeste y la situación de conflicto que desde la redacción de la constitución había suscitado "su peculiar institución"(como definían en el sur a la esclavitud).
Dred Scott pudo luchar por su liberación (que no su libertad), y de hecho, un buen número de negros eran libres, pero lo peor vino después de la guerra. Aparentemente eran hombres libres, pero las conocidas leyes "jim crow" los condenaron a la más absoluta marginación y a un castigo más radical si cabe (remember: hdp del ku klux klan, etc).
En segundo lugar, a pesar de que como señaláis, EE.UU. ha sido siempre un país de inmigrantes, la mayoría de ellos consideró suya esa tierra, y por tanto, era necesario protegerse de todos los inmigrantes que vinieran a "trastornar" el orden interno de su "tierra prometida". Así, veremos leyes como las alien and sedition (contra inmigrantes y sediciosos) por poner sólo un ejemplo.
Creo que me he alargado demasiado.

 
Free counter and web stats