jueves, 21 de febrero de 2008

84 CHARING CROSS ROAD

8 de diciembre de 1.949
"El Savage Landor llegó perfectamente y se abrió al punto él solo por un diálogo romano en el que dos ciudades acaban de ser destruidas por la guerra y sus habitantes, condenados a morir en cruces, suplican a los soldados romanos que pasan que los atravieses con sus lanzas y pongan fin a su agonía Me encantan esos libros de segunda mano que se abren por aquella página que su anterior propietario leía más a menudo. El día en que me llegó el ejemplar de Hazlitt, se abrió por una página en la que leí: "Detesto leer libros nuevos". Y saludé como a un camarada a quienquiera que lo hubiera poseído antes que yo..." HELENE HANFF


La historia que cuenta el libro " 84 Charing Cross Road" tiene muchos de aquellos elementos que más me gustan: es una novela epistolar (ya sabéis lo pesada que estoy últimamente con este género, que me apasiona), habla de la pasión por los libros, en especial los libros de segunda mano (a los que soy tan aficionada), pero sobre todo es la historia de una amistad real, la que unió a lo largo de 20 años (desde 1949 hasta 1969) a una guionista americana, Helene Hanff, con un librero londinense, Frank Doel. Lo que empezó siendo una relación puramente comercial, se transformó poco a poco en una gran amistad, surgida de la complicidad, de los gustos comunes y de un sentido del humor compartido. Lo triste de esta historia real es que sus protagonistas nunca cumplieron su mayor deseo, llegar a conocerse personalmente, ya que Hanff vió frustrados dos viajes a Londres a causa de sus dificultades económicas. Su correspondencia quedó interrumpida al fallecer Frank Doel en 1.969,de una peritonitis.

A la dcha, Helene Hanff, a la izqda, Anne Bancroft caracterizada como ella.


En 1.987 se hizo una versión cinematográfica del libro, aqui llamada "La carta final", protagonizada por Anne Bancroft (como Helene Hanff) y Anthony Hopkins en el papel de Frank Doel (hay que destacar que Judy Dench hace un pequeño papel como mujer de Doel). Es una buena adaptación de la novela, que tiene momentos emocionantes como cuando vemos a Hanff conmoverse en el cine ante una película inglesa (nada más y nada menos que mi adorada "Breve encuentro" de David Lean. Precisamente la película comienza con la emotiva visita de Helene Hanff a la librería de 84 Charing Cross Road, ya cerrada y vacía de los libros que durante tanto tiempo la ocuparon. Esta visita tuvo lugar en 1.973, irónicamente fue invitada a Londres (era su primera visita a la capital británica) para publicitar el libro que la hizo conocida, "84 Charing Cross Road". Hanff contó que al entrar en el local, no pudo evitar decir "¿Qué te parece, Frankie? Finalmente lo hice, estoy aqui".

Hace un par de años, Isabel Coixet dirigió la versión teatral del libro, de la que habló cielo vacio , que yo no tuve oportunidad de ver.

21 comentarios:

Emily dijo...

Primero vi la peli, hace años. Después leí el libro. No crees que hora tendrian un blog, y se hablarian a través de él?

fanshawe dijo...

Ahora tendrían un blog sí... no lo sé. La belleza de las cartas de este libro está tanto en el texto de las mismas como en el hecho ceremonioso en sí mismo de la correspondencia, la espera de la carta, el rasgado del sobre, las palabras nuevas. Ver crecer a ojos vista esa amistad es algo asombroso. Me cuesta creer que eso sería posible hoy día a través de e-mails y sin embargo...

desconvencida dijo...

* Emily, no me cabe la menor duda :)

* fanshawe, precisamente reflexioné sobre toda esa ceremonia aquí:

http://desconvencida.blogspot.com/2006/08/una-carta-de-amor.html

Es curioso, recientemente encontré gracias a internet (a ese invento llamado Facebook) a dos amigas de mi infancia, cuando me trasladé desde Madrid a Pamplona a los 12 años estuve más de 6 años escribiéndome cartas con ellas (hasta que dejamos de hacerlo). Eso me hizo pensar en el mérito que tenía haber estado tanto tiempo escribiéndonos, sin duda ahora entre el messenger, los mails y los móviles hubiera sido mucho más fácil, pero aquello tenía mucho más mérito, plasmar en una carta de varios folios todo lo que te había ocurrido recientemente.. En fin...

No obstante, puedo decir que he encontrado grandes amigos a través de Internet, muchos de ellos gracias a este blog. A unos los conozco personalmente ya, y a otros seguro que los acabaré conociendo tarde o temprano.

narrow dijo...

Dediqué hace unos meses una entrada a este tema y con la misma foto, y de hecho es una calle de Londres que me encanta. No te pongo el link porque no me sé del todo, pero busca por ahí.
Saludos.

desconvencida dijo...

Narrow, luego lo busco en un momento... esa calle a mi también me gusta mucho, la última vez que estuve en Londres, el pasado Diciembre, tuve que reprimirme para no entrar en todas y cada una de sus librerías (iba con prisa)..

atikus dijo...

Pues no se si he visto la peli...no la recuerdo...con mi memoria...me la apunto, en principio no la he visto ;)

la calle y le estación de metro evidentemente si las conozco, son para cualquier turista un punto de referencia, jo que ganas de volver a Londres!!!!, en fin, esta semana Santa no creo que llegue hasta alli!

Jesús Jeronimo dijo...

Asombrosa memoria, joven y bella Desconvencida.

Hace un par de meses estuve allí, en Charing Cross, no puedo evitar pasear por esa calle y sentirme parte de esta historia!!

Besos

desconvencida dijo...

*atikus, te recomiendo especialmente el libro, es muy corto (126 páginas) y merece la pena: http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_522

jaja, da igual si no vas esta SS, no te quejarás, últimamente no paras de viajar! :)

* J.J., es que una tiene memoria de elefante ;).

Yo también la tuve en mente cuando pasé por allí en Diciembre...

Eduardo dijo...

Me impresionó tu blog. De mayor, quiero ser como tú. De momento, tengo éste blog que me gustaría que honrases con tu visita y comentarios: www.cafedelartista.blogspot.com

desconvencida dijo...

Gracias Eduardo, ahora mismo te devuelvo la visita, bienvenido...

Eduardo dijo...

Gracias a tí, porque me siento menos solo. Deja los comentarios que quieras, e incluso si te apetece subir el nivel dandome una ayudita o una entrada, no lo dudes...

MK dijo...

Si que tienes memoria de elefante .
...como pasa el tiempo!!.

desconvencida dijo...

MK, y tanto...

chiado dijo...

Casualmente ha sido uno de mis regalos de reyes, aunque todavía no la he leído (tengo una lista de pendientes que da miedo)

desconvencida dijo...

Pues, como buena lectora que eres, chiado, no me cabe ninguna duda de que lo vas a disfrutar mucho (cuando sea...)

conde-duque dijo...

Pues no sabía que había una peli. Habrá que buscarla por algún lado...

desconvencida dijo...

En e-mule es fácil de encontrar, sobre todo por el título en castellano "La carta final"...

memento dijo...

Jajajaja. Yo también quiero ser como Descon!! La calle, una pasada. Por cierto, le regalé este librito a mi hermana mayor pensando que le encantaría, y sin embargo le decepcionó (puede que ayudara la traducción, pero había algo más)

nadadora dijo...

Hace tiempo que leí el libro y hace un par de meses me enteré de la película, mi sorpresa de esta mañana, mientras leía la prensa me fijo que esta noche podré verla en la televisión de galicia. Me han dicho que la película no desmerece para nada del libro.
Muy bueno tu blog.

desconvencida dijo...

* memento, una pena que le decepcionara a tu hermana... quizás se esperaba otra cosa...

* nadadora, ¡qué casualidad! Como comenté en su día, a pesar de que a priori parecería un libro de difícil adaptación al teatro o al cine al menos en el caso de la película resulta bastante fiel a la historia.. espero que te guste, ya dirás :)

desconvencida dijo...

Ah! Y bienvenida, regresa cuando quieras :)

 
Free counter and web stats