lunes, 16 de febrero de 2009

LINDA HUNT



A Linda Hunt sus 1,45 metros de estatura (padece el Síndrome de Turner) nunca le han supuesto un problema para desarrollar una extensa carrera de actriz.

Esta carrera empezó con un reto importante, interpretar un personaje masculino, el fotógrafo chino-australiano Billy Kwan en "El año que vivimos peligrosamente" (1.983) de Peter Weir.




La historia tiene lugar en 1.965, durante los días previos a la frustrada revuelta comunista en Indonesia, que tenía por principal objetivo derrocar al Presidente Sukarno. Mel Gibson interpreta a Guy Hamilton, un periodista australiano sin experiencia alguna en conflictos internacionales. Recién llegado recibe la ayuda de Billy Kwan (Linda Hunt) un fotógrafo también australiano, pero cuya ascendencia oriental (su padre era chino) le ayuda a conectar con el pueblo indonesio. Kwan es rechazado por su aspecto y por sus ideas por el resto de los corresponsales destinados en Yakarta, pero Hamilton es el único que le respeta, y pronto se hacen amigos y estrechos colaboradores. No obstante, la amistad de ambos pronto se verá enturbiada con la aparición de Jill Bryant (Sigourney Weaver), una agregada de la embajada británica, gran amiga (y amor platónico) de Kwan, que tendrá un romance con Hamilton.



El papel de Billy Kwan le sirvió a Hunt para ganar su primer (y hasta la fecha único) Oscar, como Mejor Actriz Secundaria en 1.984, dándose la circunstancia de ser la primera vez que se daba dicho premio a una actriz por interpretar un papel masculino.

Podéis ver el vídeo de la entrega del Oscar a Hunt aquí, incluye un emocionante discurso acerca de conseguir lo imposible .



Finalmente, y como curiosidad, decir que Hunt, en su calidad de ganadora del año anterior, fue quien entregó el Oscar a Mejor Actor Secundario a Haing S.Ngor en 1.985 por su papel de Dith Pran en "Los gritos del silencio". Es curioso que ambos encarnasen a personajes parecidos: periodistas en paises asiáticos en situación de excepción. Podéis ver, de nuevo, el vídeo de la entrega del Oscar a Haing S. Ngor aquí.

11 comentarios:

Alex dijo...

Bueno, sabes que para mí esta película es muy importante. Pura poesía. El "Qué podemos hacer" que dijo Tolstoi, en boca de Hunt, estremece. La película es maravillosa y ella está especialmente bien. Creyó, por un momento, que Hamilton (Gibson) la había abandonado, pero no fue así. No me canso de ver el final en el que la Weaver y Gibson se reencuentran con la cámara a una distancia prudencial (la privacidad es lo más importante).

Excelente actriz y pedazo de papel aquel.

desconvencida dijo...

Yo hacía muchos años que no la veía, Alex, y tenía peor recuerdo de la película, así que ha sido una sorpresa, sobre todo recordar la inmejorable interpretación de Hunt...Esa escena que dices es preciosa...

atikus dijo...

El papel en esa peli siempre me impresionó, la verdad es que me encanto!

desconvencida dijo...

Pues si, atikus, por cierto que impresiona escuchar a Hunt en V.O., no tuvo que impostar su voz, ya es bastante grave de normal!

seibra dijo...

Qué maravilla de papel, el de Billy Kwan. Linda Hunt le supo sacar una enorme ternura y pasión contenida.

Es una pena que sea una actriz tan desaprovechada y que se haya perdido en películas de tercera. Ahora recuerdo su trabajo en Pret-a-porter, de Robert Altman, donde brillaba entre todo el reparto.

Saludos.

desconvencida dijo...

hola seibra, en primer lugar bienvenida!

Cierto es que una pena lo desaprovechado del talento de Linda Hunt, intuyo que el cine todavía no está acostumbrado (salvo por algunas excepciones) a normalizar la aparición en películas de gente "diferente"...

Capri c'est fini dijo...

Hummm hace tanto tiempo que vi "El año que..." que tampoco la recuerdo como una interpretación excepcional. Lo que sí lo es, es que una actriz con semejante handicap se haga un hueco en el recauchutado Hollywood (aunque está un poco perdida actualmente). Debería volver a ver la peli. Besos.

desconvencida dijo...

La regalaron (gratis total) hace un par de semanas con El Mundo un domingo... Ya me dirás si la vuelves a ver un día de estos...

Helene Hanff dijo...

La vi hace un montón de tiempo y la tengo (gratis total!) esperando en mi estantería para volver a verla. Después de leer tu post, creo que la veré esta misma noche!

desconvencida dijo...

Ya me contarás, Helene, te recomiendo también "Los gritos del silencio" de la que hablé el jueves... Un beso

Anónimo dijo...

Según yo leí por ahí, y ella no tiene el Síndrome de Turner, lo que tiene es una deficiencia en la hormona del crecimiento pero no tiene el síndrome de Turner. No estoy segura, así que si alguien pudiese sacarme de la duda por favor, se lo agradecería.

 
Free counter and web stats