jueves, 17 de marzo de 2011

EL RÍO


El martes veía en el cine "El río" (1.951) de Jean Renoir, y me acordaba una y otra vez de la deliciosa "Verano en Louisiana" (Man in the moon) de Robert Mulligan, que comparte tantas cosas en común con la primera (la pérdida de la inocencia, el primer amor,la rivalidad amorosa, la tragedia inesperada...) que inevitablemente pienso que está inspirada en ella de alguna un otra manera.

"Esta es la historia de mi primer amor, en ella se cuenta lo que es crecer a orillas de un río salvaje, aunque el primer amor debe ser igual en todas partes".

Con la voz en off de Harriet, que nos habla desde la madurez de una época que cambió su vida, da comienzo esta película. El padre de Harriet es un británico, gerente de una fábrica de tejidos que se encuentra a orillas del Ganges (India), en los años previos a la independencia del país.

La tranquila vida que lleva toda la familia, bastante integrada en las costubres locales, se verá alterada por la llegada del Capitán John. Éste un militar herido en la Segunda Guerra Mundial, familiar de su vecino, que es invitado por éste a pasar una temporada en la India. El atormentado y melancólico Capitán John, pronto llama la atención tanto de Harriet, como de su amiga Valerie (que se encuentra pasando una temporada con su familia) y de Melanie, la hija mestiza del vecino. Las tres jóvenes experimentan de diferentes maneras su fascinación por el militar, e intentarán acercarse a él, con menor o mayor éxito, con el omnipresente río de telón de fondo, a modo de metáfora sobre el discurrir de la vida y la muerte.

Capitán John:¿Lloras por que me voy?

Valerie: No, no lloro porque te vas, lloro, porque se va todo
.



Esta maravillosa película, una de las primeras en utilizar el Technicolor en la India, destaca no sólo por la manera de reflejar de una manera muy veraz (los actores no eran profesionales por expreso deseo de Renoir) las convulsiones que se experimentan ante el primer amor, sino también por reflejar las costumbres indias casi de modo documental.



*POST RELACIONADOS:

MAN IN THE MOON
ESTA TIERRA ES MÍA
PRIMER AMOR

7 comentarios:

isabelnotebook dijo...

¡Hace mucho que no la veo! Y tras leer tu entrada me acaban de entrar unas ganas tremendas. Man in the moon me pareció una película maravillosa también, y tienes razón con bastantes referencias a la obra maestra de Renoir.
Vere de nuevo las dos. Gracias por recordarme estas dos fantásticas películas.
Isabelnotebook

desconvencida dijo...

Gracias a ti Isabel, me alegra que veas también la similitud entre las dos películas. Yo era la primera vez que veía la de Renoir pero no será la ultima!

Sánchez Mostolac, Alfonso dijo...

Cuando me preguntan cuál es mi película preferida distingo entre las de blanco y negro y las de color, no así en otras categorías. Y en color siempre dudo entre Blue velvet (Terciopelo azul, 1986) y The river (El río, 1951). Aunque es la de Renoir, su no inclusión en la serie de libros 1001 Before You Died..., la que me hace escribir semanalmente de cine en mi blog. Espero que una vez que la has descubierto puedas disfrutarla un ciento de veces más.

Mr. Lombreeze dijo...

Pfff. qué película más buena, qué hermosura y qué fotografía. Imprescindible. Me uno a tu recomendación.

David dijo...

Yo también hace mucho que no la veo... y lo cierto es que no me pareció tan maravillosa... Tal vez fuera porque había oído hablar mucho (para bien) de ella y a lo mejor esperaba demasiado. No sé. Igual viéndola de nuevo...pero antes tengo otras.
La de Mulligan no la he visto.
Un saludo y pasa buen finde.

desconvencida dijo...

* gracias por tu comentario, Alfonso, creo que es la primera vez que escribes por aquí, bienvenido...

* Una maravilla, Mr. Lombreeze, para mi todo un descubrimiento...

*Te recomiendo la de Mulligan, David...

alex dijo...

La película es hermosísima. Desprende serenidad al tiempo que una fina capa de melancolía amarga tiñe la pantalla.

Adrienne Corri, la protagonista adolescente responsable de romper el corazón al veterano de guerra, luego tuvo una extensa carrera que culminó con "La Naranja Mecánica" de Kubrick. Tormentoso rodaje en dónde protagonizó una durísima escena que la hizo abominar del director pirado y casi de toda la industria.

 
Free counter and web stats