jueves, 23 de marzo de 2006

EL CIRCO



Dos atletas saltan de un lado a otro de mi alma
lanzando gritos y bromeando acerca de la vida:
y no sé sus nombres.
Y en mi alma vacía escucho siempre
cómo se balancean los trapecios. Dos
atletas saltan de un lado a otro de mi alma
contentos de que esté tan vacía.
Y oigo
oigo en el espacio sonidos
una y otra vez el chirriar de los trapecios
una y otra vez.
Una mujer sin rostro canta de pie sobre mi alma,
una mujer sin rostro sobre mi alma en el suelo,
mi alma, mi alma: y repito esa palabra
no sé si como un niño llamando a su madre a la luz,
en confusos sonidos y con llantos, o bien simplemente
para hacer ver que no tiene sentido.
Mi alma. Mi alma
es como tierra dura que pisotean sin verla
caballos y carrozas y pies, y seres
que no existen y de cuyos ojos
mana mi sangre hoy, ayer, mañana. Seres
sin cabeza cantarán sobre mi tumba
una canción incomprensible.
Y se repartirán los huesos de mi alma.Mi alma.
Mi hermano muerto fuma un cigarrillo junto a mí.

LEOPOLDO MARÍA PANERO "Poesía" 1970 - 1985

* Fotograma de "El cielo sobre Berlín" de Wim Wenders.

3 comentarios:

Eugenio dijo...

quizá lo hayas leído, yo lo estoy haciendo ahora.
Baudelaire, Las flores del mal

Eugenio dijo...

"Mi hermano muerto fuma un cigarrillo junto a mí"

rescerdo a su hermano muerto fumando también ante la tumba de su madre en "después de tantos años"

desconvencida dijo...

Aún no he visto "Después de tantos años", pero tengo muchas ganas, "El desencanto" es la leche, qué forma de desnudarse ante las cámaras la de la familia Panero, a veces produce risa, otras te atragantas con las palabras tan duras que se cruzan entre ellos...

Leopoldo Mª Panero, al igual que Baudelaire en su tiempo, tiene el estigma de poeta "maldito", sus circunstancias personales alimentan ese mito... En cualquier caso espero que no ocurra como siempre en este país, hay que esperar a la muerte de un poeta o de un escritor (o a que cumpla 100 años!) para recibir los homenajes que se merezcan, la poesía de Panero, atormentada o no, es de una calidad innegable.

Un amigo siempre me pone los dientes largos contándome cómo hace ya bastantes años, asistió en el Planetario de Pamplona a la presentación de el Premio de Relato de Aoiz, con unos invitados de lujo, el propio Panero y un desconocido entonces Roberto Bolaño. La conexión entre ambos se ve en "2.666" la (desgraciadamente) última novela de Bolaño, allí habla de un loco poeta que está en el manicomio de Mondragón (donde Panero pasó tantos años), y al que una de las protagonistas peregrina para conocerle...

 
Free counter and web stats