martes, 18 de septiembre de 2007

KANDAHAR



"Para la mujer que vive cubierta la esperanza es el día en que puedan verla"



"Kandahar" (2.001) del iraní Mohsen Makhmalbaf habla de esperanza, de la que busca desesperadamente una mujer afgana emigrada hace años a Canadá para encontrar con vida a su hermana.

"Siempre he huído de las prisiones en las que se encuentran las mujeres afganas, pero ahora estoy cautiva en cada una de esas prisiones, sólo por ti, hermana. Me decías en tus cartas que la situación en Afganistán había empeorado, que las escuelas para niñas se habían cerrado, que a las mujeres les estaba prohibida la vida pública, que estabas perdiendo la esperanza, y cuando buscaba un medio para sacarte de Afganistán recibí una carta tuya que no esperaba. Me quedé destrozada, en ella decías que te suicidarías en el día del último eclipse del Siglo XX. También me decías que debía de tratar de aprovechar más la vida, porque yo vivía en un sitio mucho mejor..."

Su viaje, geográfico y sentimental, al país del que huyó cuando era niña, le hace pasar por todas aquellas cosas que ella denuncia: el sometimiento de las mujeres (llamadas siya sar o cabezas negras por sus paisanos), un país devastado por las décadas de guerras y plagado de minas, la ignorancia y el analfabetismo de sus compatriotas, la pobreza y el hambre...

No será un viaje fácil, pero en su camino encuentra gente que le ayuda a llegar a su destino, en especial un médico de origen afroamericano, que llegó al país durante la guerra contra la U.R.S.S. y se quedó en él, intentando aferrarse a una fe cada día más débil.

Lo único malo de esta película es el final, muy abierto (lo queno es malo en sí), pero tan precipitado que da la sensación de que se han quedado sin presupuesto en mitad de la toma. En cualquier caso es una película muy recomendable.

"He entregado mi alma a este viaje y a los caminos que nunca antes había recorrido, para poder darte razones para vivir. He pasado un desierto de amapolas secas y he encontrado gente que no había visto nunca para descubrir esperaza en sus sueños para ti. Y ahora, te he traido mil razones nuevas para vivir, he llegado a creer que si alguien que ha perdido una pierna no llega a ser un campeón corriendo es por su culpa."

10 comentarios:

tarta de manzana dijo...

A propósito de esta película, te recomiendo las memorias de Shirin Ebadi que acaban de publicarse. Ser abogada en estos tiempos en Teherán nos puede poner en perspectiva algunas cosas.Lo mismo que ser abogada en lugares como Kandahar... No acabo de tener una opinión determinada sobre esta película, pero tampoco pareces tenerla tú.

Alex dijo...

No he visto "Kandahar". Se me pasó en su momento por el pánico que me produce el cine iraní, pero sólo por ese monólogo final seguro que merece la pena echarle un vistazo. Estremece de veras.

El futuro bloguero dijo...

Muy dura de ver... pero interesante, sin duda.

conde-duque dijo...

Uy, cine iraní... Lagarto, lagarto.

Mondo Gitane dijo...

Yo ví Death Proof el domingo, por si sirve de algo... excelente, Descon, hagame caso que se lo va a pasar fetén con esa peli..

atikus dijo...

No me asusta el cine Irani, me disgustan los finales sin sentido me dejan mal, soy muy racionalista. La pondré en mis deberes, ya te contaré :)

desconvencida dijo...

tarta, gracias por la recomendacion, muy interesante... A mi la pelicula me gusto, aunque el final me resulto flojo... podia haber sido mas contundente, como la pelicula "El circulo", que ya comente por aqui, pero no esta nada mal...

Alex,a mi tambien se me paso en su momento, nunca es tarde ;)

Futuro Bloguero, de todo se aprende... hay peliculas como esta que es mejor verlas en un buen dia, en uno malo pueden acabar por deprimirte...

jajaja, Conde Duque, no tengas prejuicios! A lo mejor te sorprendes...

Mondo Gitane, estoy dispuesta a darle una oportunidad hasta a Tarantino, fijate en lo que te digo :D

julionarrow dijo...

Como en todo, no hay cine que sea malo por ser de un país, ni literatura, hay buenas pelis, pelis que llegan, que son atractivas, que son hijas de su espacio, pero de todo se puede sacar provecho. Si se ve sólo cine con encuadres sorprendentes, o 93 planos por minuto o complejidades estructurales enormes, etc, pues nos olvidamos de otros muchos cines posibles, hay un tiempo para cada cosa y hay que aprender a disfrutar de todo. A mí me gustó, y también "A través de los olivos", aunque no la recomiendo para todo el mundo ni momento.
A seguir bien.
:-@

desconvencida dijo...

Muy buen consejo el tuyo, Julio Narrow... ¡hay que liberarse de prejuicios para no perderse cosas que merecen la pena!

Anónimo dijo...

La vi ayer. Muy buena película. Se conoce el país, cómo es su gente, sus costumbres...
El final te deja un poco descolocado pero te hace pensar.

 
Free counter and web stats