jueves, 29 de abril de 2010

30 AÑOS SIN EL MAGO DEL SUSPENSE


¿Por qué le interesa tanto el crimen?

La gente no hace más que preguntar­me por qué me interesa tanto el crimen. Sólo me importa en la medida en que afecta a mi profesión. Me aterrorizan los policías. Les tengo tanto miedo que, en 1939, cuan­do llegué por primera vez a los Estados Unidos, me negué a conducir por miedo a que me detuvieran y me multasen. La mera idea de exponerme a semejante situación me horrorizaba. No soporto el suspenso.

¿No lo soporta?

Lo que quiero decir es que me resulta insoportable cuando me afecta a mí. La gente me decía que tal vez pudiera superar el miedo a la policía abriendo la puerta de mi subconsciente tras la que se ocultaba una psicosis adquirida durante la niñez. Recordé que siendo un mocoso, mi padre me envió un día al comisario local con una nota. Este la leyó, se echó a reír y me encerró en una celda durante un par de minutos diciendo: "Para que veas lo que les pasa a los niños malos". Esa era la idea que mi padre tenía de cómo darme una lección. Todo el mundo dijo: "¡Por supuesto! Por eso es por lo que temes a la policía". Desgraciadamente, el hecho de sacar el incidente a la luz no ha servido para aliviar mis temores. Los polis siguen poniéndome la piel de gallina.

Entrevista concecida a Pete Martin publi­cada en "The Saturday Evening Post" el 27 de julio de 1957,

11 comentarios:

el adorable hombre de los jardines de Kensington dijo...

El gran manipulador.
Sabía cómo meter miedo al espectador con lo que le asustaba a él, claro...

Su padre también debía ser un tipo peculiar, mira que hacerle eso al pobre Alfredito!!

desconvencida dijo...

Buenos días,adorable...

Sí que debía ser peculiar su padre (de tal palo...) cuando leí esta anécdota en la biografía de Donald Spoto aluciné, me imagino a un Alfredito regordete llorando a moco tendido dentro del calabozo, sorbiendose los mocos :D

PEPE CAHIERS dijo...

Ahora se entienden sus personajes perseguidos en "39 escalones", "Con la muerte en los talones" y "Cortina Rasgada".

David dijo...

Eso fue muy cruel por parte de su padre.
La anécdota aparece también en el de Truffaut, porque a mí me suena de ahí.

PEPE CAHIERS dijo...

Esa anécdota es muy recurrente. Recuerdo que el policía de "Asalto a la comisaría 13" también se refería a ella.

El futuro bloguero dijo...

Creo que es la que nos suena a todos, jeje.

30 años, ay madre, que mayor le hace a uno todo esto, me acuerdo lejanamente de cuando murió, y claro, yo tenía 15 años... ay!

desconvencida dijo...

En la de Spoto "La cara oculta del genio" sale fijo, en la de Truffaut no lo recuerdo, y eso que lo he leído varias veces, pero supongo que también es posible...

Imagino que es un hecho que le marcó si lo contaba habitualmente...

desconvencida dijo...

FB, yo era un poco más joven, jejeje, en cualquier caso fue una gran pérdida, ¡pero vaya filmografía que nos dejó!

Luis dijo...

A mí los polis también me ponen la piel de gallina, pero yo no puedo eharle la culpa a mi padre.

Saludos.

ethan dijo...

La atracción que sentía (porque los comprendía) hacia los falsos culpables se entiende perfectamente.
Saludos!

koolauleproso dijo...

Era el más grande. Era el cine con mayúsculas. Y, como FB (somos más o menos de la misma quinta) tengo que decir aquello de ¡Cómo pasa el tiempo!

 
Free counter and web stats