jueves, 4 de febrero de 2010

TRADUCCIÓN LIBRE DE UN POEMA INÉDITO DE CHAN MARSHALL



Arrancaron la hiedra.De raíz.
No les fue fácil, sin embargo.
Emplearon podadoras,
palas y guantes para no lastimarse.
Esa hiedra que tardó años en cubrir
la pared al fondo del patio.
Aferrada al concreto, parecía resistirse.
Era su territorio.
Si hubiera podido hablar
no lo hubiera hecho,
habría gritado,
no hubiera perdido el tiempo
en hacerlos entrar en razón
porque el objetivo de esta mañana
era cortarla, ver la pared lisa, perpendicular.
La hiedra dejó marcas
como huellas de ave pequeña,
similares a las que dejan en la arena
los pájaros marinos.



Tenías dieciséis en esa foto,
atrás la hiedra crecía como un cáncer.
Sin simetría, con determinación.
Dieciséis y ya sabías lo que las manos no alcanzaban,
lo que era tu nombre escrito en tinta china,
lo que era una canción repetida hasta dormir,
despertar con ella.
Sabías de esta ciudad de tullidos,
obesos y descompensados,
condenada a la pequeñez.
La hiedra nada sabía de esopero crecía detrás tuyo
en la misma foto
donde aún tenés dieciséis
y ya la pared está totalmente verde,
cubierta por la hiedra que no sabe lo que nosotros sí.
Por eso pueden cortarla de raíz,con esfuerzo pero con éxito.
Al sol le da lo mismo,
igual cae directo sobre la pared
donde no está tu sombra.
Ni la hiedra.

LUIS CHAVES



* Este curioso poema pertenece al libro "Chan Marshall" con el cual el costarricense Luis Chaves ganó el III Premio Fray Luis de León de poesía.

18 comentarios:

abominable snowman dijo...

Me ha gustado. Mucho.

Como decía Cioran, lo más devastador no son las grandes tragedias, sino las pequeñas miserias, como la huella que deja la hiedra en esa pared que siempre está detrás de las fotos: un ciclón al ralentí.

Grande Chan Marshall y una preciosidad de mujer.

desconvencida dijo...

buenos días, abominable :). Si te ha gustado te regalo la segunda parte del poema (era muy extenso para ponerlo entero, aunque no sé si he hecho bien):

La lluvia sobre tu nombre escrito con tinta china, ¿recordás?
Empezó a correr sobre el papel,
sin simetría, con voluntad propia.
Como lo haría una hiedra en la pared
donde alguien hubiera podido tomar una foto
a la niña de dieciséis,que ya no era niña,
obsesionada con la palabra deformidad,
dormida escuchando la misma canción
que ya es difícil precisar de dónde proviene
si de adentro o de afuera
yellow hair / you are such a funny bear
Y las cosas que crecían sin saber nada de esto.
Durmiera o no la niña, crecían, como el cáncer.
La hiedra también.Entonces el nombre se convertía en otra cosa:
una mancha negra sobre papel,
como una enfermedad
o la idea que tenemos de la enfermedad.

La hiedra en cambio
no tiene ideas.
Si se enferma, muere.
La niña tiene ideas, se enferma, muere.
Pero la hiedra estaba sana,
seguía creciendo,
empezaba a invadir la casa del vecino.
El vecino tullido que vive con su madre,
la madre obesa,
la familia descompensada
que tenemos de vecinos.
De todas formas, la cortaron de raíz
aunque estaba sana, de un verde temperamental.
No porque tuviera ideas la planta
sino por cosas que explicaría mejor un biólogo o un botánico
o tal vez la gorda de al lado
que vive hablando de su jardín,
del jardín y de la voluntad de un dios
que le envió un hijo tullido
como castigo tal vez,
por obesa,
por gorda,
por solterona,
por vecina,
por que sí.

Porque no hay razón para nada,
un día algo está sano,
la mañana siguiente lo arrancan de raíz.
Un día se tiene dieciséis
y la vida es una extensa playa en la tarde,
la arena tatuada con huellas de pájaros marinos.
Y ese momento dura lo que dura
una canción que se repite
hasta entrar en el sueño
mientras lo demás sigue creciendo,
dentro y fuera,
en silencio,
lejos de la simetría,
con determinación.

abomin... dijo...

Gracias, señorita Desconvencida, gracias!!

MK dijo...

No lo conocía ..y como dice el aboninable chicarrón de las nieves:
gracias señorita Desconvencida , gracias!.
Todo bién?
Besos!

Chico Luciérnaga dijo...

Precioso el poema de Chaves. Es muy físico, como si las heridas hubieran quedado al descubierto y el sol las empezara a secar, después de que las vendas se hayan desprendido. Me parece liberador y refrescante.

Aprovechamos para lanzarte una invitación a nuestra la crónica del Zinegoak 2010, por si te interesa.

Un abrazo
http://inperdibles.blogspot.com/

Victoria Dubrovnik dijo...

Guau! Gran poema! Suelo pasar por aquí bastante, muy a menudo, y paso en silencio... pero este poema es aclaparador... y sobretodo gracias por esa segunda parte también :-)

Happy day!

desconvencida dijo...

* de nada abominable (jaja, no me acostumbro a llamarte así :)

* MK, gracias a ti, guapa.. hemos empezado el año muy bien, con mucho (demasiado?) trabajo pero bien, de eso no nos quejaremos... Miles de besos..

* Chico Luciérnaga, me ha gustado tu descripción del poema. Él otro día estuve leyendo algunas de vuestras crónicas del festival, como siempre buenas y concisas. Un saludo.

* Victoria, en primer lugar bienvenida!! (aunque lleves tiempo por aquí, como muchos otros que no se atreven a escribir :).

Si este poema ha servido para arrancarte un comentario en el blog me doy por satisfecha, y te animo a que lo hagas más amenudo.. antes este blog recibía más comentarios, ahora aunque tiene el mismo número de visitantes es menos comentado :(

eva al desnudo dijo...

Descubrí a Luís Chaves hace relativamente poco, en un blog que encontré por casualidad:
bewegungpronomen.blogspot.com
Lo busqué y encontré algunos poemas suyos,uno que me impactó fué este:
"Debajo de ese lunar tan sexy
crece en silencio
un tumor maligno".
Fué un buen hallazgo, me gusta mucho como se expresa.

Como curiosidad te contaré que en el mismo blog descubrí tambien al joven escritor Lluís Pons Mora ,del que puse una cita en mi blog, y a raíz de eso fué él quien me encontró a mí. Me envío a casa sus dos libros publicados, Barrio de hielo y Sueños de cuadra, me hizo muchísima ilusión, te lo recomiendo por si no le conoces.

Un beso Desconvencida y gracias por traer aquí a uno de los futuros grandes.

desconvencida dijo...

Tomo nota de ese blog, eva... bonita tu anécdota con Pons Mora, la verdad es que es muy gratificante tener un blog cuando te ocurren ese tipo de cosas. No soy una experta en poesía de jóvenes autores, pero como aficionada a la poesía me gusta leer algo más que los clásicos, muchos besos :)

David dijo...

También me ha gustado. Y la referencia a la foto y que cuelgues esa imagen me ha parecido curiosa. ¿Aparece en el libro así o es elección tuya?
La segunda parte está muy bien también. Tendrías que haberla colgado seguida. Un saludo.

desconvencida dijo...

Es una elección mía, David, encontré esta foto de Chan jovencita y me pareció adecuada...

No puse todo el poema por pensar que era demasiado largo para el formato blog, aunque ahora veo que me equivoqué, porque a todos os ha gustado leerlo entero (como es lógico)

eva dijo...

jo, me encanta la versión integra, muchas gracias por todo el trabajo y por todas las pequeñas maravillas que nos regalas!!!...te estoy publicitando entre mis amigos...!!!...

muchas gracias!!!...muchos besos...

desconvencida dijo...

Gracias a ti por apreciarlo, eva! Un beso y una sonrisa :)

Anónimo dijo...

酒店經紀 酒店兼職
台北酒店 打工兼職 酒店應徵
酒店打工
酒店 酒店PT 酒店上班 酒店兼差 酒店工作

memento dijo...

Jo, la foto de arriba me vuelve loco!!!!
Y los comentarios del anónimo anterior a mí me parecen de lo más profundos!!! jajajaja

desconvencida dijo...

Sisi, de vez en cuando se me cuela un spam de esos :)....

me gustan las fotos de chan con el pelo al viento...

Anónimo dijo...

El poema está muy bien, y todos los comentarios también. Pero lo que más me convence es la foto de la desconocida y esos ojos que duraron un instante, y que seguramente ya no existan.

desconvencida dijo...

Me alegro de que te convenza, anónimo, un saludo!

 
Free counter and web stats