jueves, 22 de octubre de 2009

EL QUIMÉRICO INQUILINO



"Trelkovsky se sintió avergonzado. Le invadió una profunda vergüenza que le hizo enrojecer de pies a cabeza. Sentía vegüenza en todos sus actos. Era un odioso personaje. ¡Despertaba al inmueble entero con el insoportable ruido de sus juergas! ¿Es que no tenía ningún respeto a los demás? ¿No era capaz de vivir en sociedad? Le entraron ganas de llorar. ¿Qué podía decir en su defensa? Y además, ¿cómo defenderse ante unos golpes dados en el techo? ¿Cómo podría decirles: "soy culpable, de acuerdo, pero hay circunstancias atenuantes"?

No se atrevía a poner en orden su apartamento. Ya veía a los vecinos aguzando el oído para golpear al menor pretexto. Se descalzó en el sitio, fue a apagar la luz con paso sigiloso y volvió a la oscuridad, con cuidado de no tropezarse con ningún mueble, para echarse a la cama.

Al día siguiente tendría que vérselas con los vecinos. ¿Tendría valor? Sólo de pensarlo se sentía desfallecer. ¿Qué podría decir si el propietario le llamaba la atención?"


ROLAND TOPOR "El quimérico inquilino"



* Hace un mes, el director de cine Roman Polanski fue detenido en Suiza como consecuencia de una orden de busca y captura que pende sobre él desde hace 30 años. Hoy quiero hablar de una de sus primeras películas, "El quimérico inquilino" (1.976), basada en un curioso libro del no menos "curioso" Roland Topor, un polifacético artista parisino (era dibujante, ilustrador, pintor, escritor y cineasta), integrante junto a Fernando Arrabal y Alejandro Jodorovsky del surrealista Grupo Pánico.


Roland Topor


Tanto el libro como la película desgranan con un sentido del humor bastante negro, cercano a lo macabro, las complicadas relaciones vecinales. Trelkovsky (interpretado en la película por el propio Polanksi), es un joven parisino que cree haber dado con un chollo de piso. El alquiler es razonable y está en una zona que le gusta. Sabe que la anterior inquilina intentó suicidarse y finalmente acabó falleciendo en un hospital, pero lo toma como una ventaja para alquilar más rápidamente el piso. Una tranquila fiesta de inauguración con amigos desencadenará el enfado de sus vecinos, y eso, junto con una serie de fenómenos de difícil explicación empujarán a Trelkovsky en una espiral de locura con trágico desenlace.

Como dato curioso os diré que la portera está interpretada por una ya mayor y algo entrada en carnes, pero siempre genial Shelley Winters. Se puede decir que Polanski, que compartía con Topor sus orígenes judíos polacos, capta totalmente la esencia del libro, toda la ironía y sentido del humor contenida en el mismo, de tal manera que al final no tenemos la sensación de estar viendo una película de terror sino una parodia. No era la primera vez que Polanski trataba el tema de los vecinos que se meten el la vida de los demás hasta un punto insospechado, sólo tenéis que recordar a los siniestros vecinos de "La semilla del diablo"(1.968):




" Ellos eran los culpables. Valiéndose de mil pequeñas mezquindades, de una vigilancia permanente y de una voluntad de hierro, los vecinos estaban modificando su personalidad. Estaban todos de acuerdo, todos eran culpables. Había caído como un inocente en su sucia trampa. Se disfrazaban para despistarle. Se comportaban de un modo extraño para confundirle y hacerle perder el pie en su lógica. No había sido más que un juguete en sus manos. Al recordar todos los detalles de su estancia en el apartamento, comprendió que había sido así desde el principio. La portera había llamado en seguida su atención sobre la ventana del W.C., porque conocía perfectamente los extraños fenómenos que allí se desarrollaban. Ya no era necesario seguir preguntándose quién recogía los restos de basura que se le caían en la escalera. Eran los vecinos."

OTROS POST SOBRE LA LOCURA:

* LOCURA
* UNA MUJER BAJO LA INFLUENCIA


11 comentarios:

alain dijo...

qué mal rollito no???

otro tema es el de las paredes de nuestros pisos, no lo suficientemente poderosas como para evitar escuchar todas y cada una de las broncas de los vecinos (nada agradable) y, peor aún, sus momentos de pasión amorosa (muy desagradable), aunque seguro que habrá algún morboso compulsivo como los de esta obra que disfrutan de los entresijos de la vida de los demás (por no decir los otros!!!

estos pánicos eran/son tan retorcidos omás que el propio Polanski!!!

la acusación de violación da para mucho debate!!

desconvencida dijo...

Así es, alain, en mi caso particular, escuchar a una vecina mayor roncar con tanta fuerza como si estuviera en tu propia cama, si se tiene el sueño muy ligero (y el oído no demasiado afinado, no es necesario), puede dar mucho mal rollo!! jajaja :)

Uff, lo de Polanski tela, es un caso complejo, lo que llama la atención es que en este país hace tiempo que el delito estaría prescrito, en USA por lo visto te persiguen hasta que eres septuagenario...

Mondo Gitane dijo...

Todos somos Román.

BLANCO dijo...

No sabía que el Quimérico Inquilino fuese una obra de Topor. La película me gustó mucho, en su momento, hace unos veinticinco años, en mis tiempos de estudiante de psicología. Desconocía también tu estupendo blog. Saludos.

desconvencida dijo...

* Mondo, parece ser que USA va a conseguir su extradición de Suiza...

* Bienvenido Blanco, si te gustó la película el libro te resultaría intersante, describe un delirio persecutorio de la manera más cruda y real, aunque guardando el sentido del humor. Saludos, espero que regreses :)

marcela dijo...

Hola, aquí desde Argentina, lo mara villosos de esta película es la relación de Trlkovski con sus propios miedos, eso le genera tamaña impotencia al punto de comenzara aenloquecer, a delirar. Un canto a la paranoia. Un dato, la foto de la mujer es de Rosmary,s Baby. Me gustó mucho tu blog.
Nota: es polémica la detención de Polanski, no justifico su mal accionar ante una joven, aunque él no supiera que era tan joven. Pero dos pericias psiq. incidaron que NO es pedófilo. Y.... si se escapó de los nazis en el gueto de Varsovia, porqué no se iba a escapar de los yanquis si le juraron que iba a morir en la cárcel? Espero que eso no ocurra ahora...

desconvencida dijo...

hola Marcela, bienvenida! No sabía lo de las dos pericias psicológicas que le hicieron a Polanski, de todas formas sobre este tema nunca me quedan muy claros los hechos, se dice por un lado que él no sabía que ella tenía 13 años, que ella aparentaba más y que las relaciones fueron consentidas, y por otro lado otras veces se dice que ella fue drogada y violada y sodomizada por él... en fin...

ah, lo de la foto de Rosemary´s baby ya lo sabía, lo pongo como ejemplo de "vecinos" en pelis de Polansky ;)

troyana dijo...

Desconvencida, hoy he vuelto a ver "La semilla del diablo", de nuevo impactada,no he podido resistir la tentación de dedicarle una entrada.
La vecina Minnie (Ruth Gordon-quien se llevó el oscar como mejor actriz secundaria)encarna a la perfección esa vecina desconsiderada y entrometida y está extraordinaria.Todos,en realidad,porque Mia Farrow está espectacular.
bs

desconvencida dijo...

Muy buena tu entrada, troyana...

No sabía el nombre de la actriz que interpreta a la vecina, gracias...

troyana dijo...

Desconvencida,
siguiéndole el rastro a Polansky,ayer vi "El quimérico inquilino" y desde luego,como bien dices,es una historia que casi parece una parodia en torno a los vecinos.Me ha gustado,me ha parecido ver algunas constantes que se repiten en el cine de Polansky:la velada critica a la iglesia católica,la mirada punzante hacia la intromisión y el poder del vecindario,el arrinconamiento del individuo frente la presión del grupo...con o sin fundamento,el individuo queda expuesto a una paulatina (auto)destrucción,tal cual en la Semilla del diablo,que más que autodestructiva es intencionada y dirigida desde el exterior.
Muy interesante,sin duda,este Polansky.
Ah!genial Shelly Winters.
Bsos y una vez más gracias por tu recomendación.

desconvencida dijo...

¡me alegro de que te gustara, troyana! Besos

 
Free counter and web stats