jueves, 15 de junio de 2006

EL CIELITO



El pasado lunes vi en la XX Muestra de Cine y Mujer de Pamplona, "El cielito" (2.004) de María Victoria Menis. Esta película argentina no tiene nada que ver con las típicas y amables comedias bonaerenses a las que nos tienen acostumbrados Campanella y Ricardo Darín, sino que está más en la onda de esas otros filmes que muestran una Argentina rural y deprimida anímica y económicamente, como es el caso de "Bombón el perro" o "Familia rodante".


Félix es un veinteañero que se busca la vida como puede, tras un encuentro casual acaba trabajando en la huerta de una familia formada por un alcohólico maltratador y su sufrida mujer. Ambos tienen un bebé, al que en un primer momento Félix ve como un marciano ya que no sabe cómo tratar a los niños pequeños. Poco a poco, le toma bajo su protección, y decide ser su ángel de la guarda, evitarle cualquier peligro y hacer que se sienta querido en el desolador ambiente familiar en el que vive. Esta película tiene poco diálogo, pero hay veces, como en este caso, en el que las palabras sobran, las miradas y los gestos de sus protagonistas son suficientes.


*El único "pero" a esta película es que tiene un final muy triste y descorazonador. No me gustan los finales tristes.


12 comentarios:

Red River dijo...

Si te gustó Bombón el perro, no pases por alto "Historias Mínimas", la anterior del mismo director.

Una joya... mínima, como dice su título, y grande, enorme.

desconvencida dijo...

¡Gracias por la recomendación, RR! Quise haberla visto en su momento,cuando la pusieron en el cine, pero no fue posible, a ver cuándo puedo tener la oportunidad..

Anónimo dijo...

Me uno a la recomendación de "historias mínimas"!

Alberto B.

Porsela dijo...

Intuyo que tendré que preparar un par de paquetes de clínex para poder afrontar esta peli.

Mi relación con las películas tristes es algo extraña. No me gustan pero las disfruto enormemente. No sé como explicarlo. Aunque algunas me las tengo terminantemente prohibidas porque mi grado de angustia llega a tales niveles que empiezo a temer por mi salud. Cosas de la empatía, que la tengo hiperdesarrollada.

desconvencida dijo...

La empatía es una virtud esencial, Porsela, consérvala, mímala... yo intento hacerlo cada día porque estoy convencida (y te lo dice toda una desconvencida;) de que si todos la prácticáramos, si intentáramos ponernos en el lugar de los demás más a menudo, este mundo sería completamente distinto... (qué trascendental me he puesto,jeje, pero así pienso).

Esta película es dura (y a ratos tierna), pero no es de las angustiosas, hay películas y películas, a mi tampoco me gusta ir al cine a pasármelo mal.

desconvencida dijo...

Por cierto, que para película dura la que vi al día siguiente de ésta, "Gilaneh", una iraní. Vemos la vida de una mujer en dos momentos muy concretos, primero durante la guerra de Irán-Irak (acompaña a su hija embarazada desde su pueblo en la frontera con Irak hasta Teherán, para darse cuenta de que su yerno ha sido alistado en el ejército y desaparecido). Luego le vemos en 2003, cuidando a un hijo inválido por esa primera guerra, consumida por los cuidados que le dedica. Esa película sí que me dejó mal cuerpo, no dejaba un atisbo para la esperanza, qué vida más dura y sacrificada la de esa pobre mujer.

Anónimo dijo...

Me gusta más la palabra compasión que empatía. La segunda suena un poco a término científico, la primera es más bonita y remite más a los sentimientos. Destesto a la gente que actúa como si careciera de compasión.

Me gustan las palabras bonitas. Hace poco eligieron "bolboreta" como la palabra gallega más bonita.

Alberto b.

desconvencida dijo...

¿Y qué significa "bolboreta"? Qué curiosidad...

La compasión no está nada mal, pero yo a la empatía le doy otro matiz, más que "padecer con" la otra persona implica ponerte en su lugar, intentar ver por sus ojos y sentir como ella, ambas son necesarias.

Anónimo dijo...

Bolboreta significa mariposa, pero tal como suena en gallego casi remite a su forma de volar. La eligieron en una encuesta de La Voz de Galicia por delante de morriña, ledicia (alegría), agarimo(cariño, caricia), saudade ,vagalume (luciérnaga, literalmente fuego errante)...

Yo a compasión le daba una acepción de compartir las pasiones de alguien, sus alegrías y sus penas, mas allá de la del diccionario: "Sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias" , que claro, no mola.

alberto b.

desconvencida dijo...

Ahora me gusta más la palabra...
Agarimo también suena genial :)

caminodeservidumbre dijo...

¿Se podría calificar como triste el final de lost in translation?. ¿O es el mejor final posible para esos dos personajes?. Quizás todo depende de lo que se dijeran al oído.

desconvencida dijo...

Más que triste, yo creo que era el único final posible (nada peliculero), dadas las circunstancias... Como dije antes,lo bueno es que es un final abierto.

 
Free counter and web stats