sábado, 29 de abril de 2006

TWO FOR THE SEESAW

Siempre he dicho que las historias de amor que me gusta leer o ver en el cine son aquellas que no están protagonizadas por Angelina´s Jolie´s y Brad Pitt´s sino aquellas que reflejan a gente corriente, que podrían ser nuestros propios vecinos. Historias de personas con una vida normal y rutinaria (qué vida no lo es), que un día se conocen, se enamoran, y se dan cuenta de que ya no pueden vivir el uno sin el otro. Esto es lo que quiso reflejar Robert Wise al dirigir "Two for the seesaw" en 1.962. Robert Mitchum y Shirley McLaine son dos lobos solitarios en una gran ciudad como Nueva York, acostumbrados a no depender de nadie por diferentes razones, Mitchum está en pleno proceso de divorcio de su ex-mujer, de la que sigue enamorado en parte, y McLaine, desencantada de todos los hombres con los que ha estado antes. Se conocen de manera casual en una fiesta y pronto comienzan una relación, aunque pronto surgirán las diferencias de todo tipo entre ellos... Y hasta aquí puedo leer.


Eso sí, vaya final, no me gustan los finales tristes, y menos en una película como esta, quiero pensar que estos personajes se encontrarán en un futuro no muy lejano, y serán felices y comerán perdices.


2 comentarios:

Mahia dijo...

Cuántos buenos momentos nos ha dejado el séptimo arte... Desde el inolvidable Chaplin a esas míticas escenas desde Casablanca, La Dolce Vita... soy una nostálgica empedernida del cine de aquellos años.
Me ha encantado tu blog! Espero leerte muy pronto!

desconvencida dijo...

Cierto, Mahia... gracias por comentar en esta película además, que en su momento no escribió nadie aquí....

Bienvenida y regresa cuando quieras!

 
Free counter and web stats