lunes, 21 de junio de 2010

MARLENE DE TRAJE



"Marlene firmó juiciosamente el contrato y, el 9 de enero, vistiendo traje masculino de tweed, corbata y boina, se reunió con Mamoulian para almorzar en la cantina del estudio y hablar sobre las primeras escenas de "El cantar de los cantares": "Como toda mujera alemana, considero ésta como una de las grandes obras de ficción", diría a la prensa. Sin embargo su indumentaria (que ella aseguraba llevar únicamente por comodidad, economía y sencillez) acentuaba la diferencia entre la actriz y la campesina tímida y devota que estaba a punto de encarnar, y eso no pasó desapercibido a la prensa, que lo acogió entre risas.



Aquel año, a Marlene Dietrich raramente se la vio en público llevando ropa de mujer; lo cierto es que alguien dijo que era el hombre mejor vestido de Hollywood. Chevalier - que se quejaba más de su vestuario poco convencional que del acoso de la presna en torno a la casita de la playa - le exigió que llevara prendas más tradicionales, al menos cuando salían a cenar o a bailar.

"La adopción de pantalones y esmoquin - comentaba Los Angeles Times el 24 de Enero - producía un exagerado aspecto de maestro de ceremonias, pero por otro lado ha demostrado también que es todo un éxito." Su indumentaria provocaba efectivamente muchas reseñas, y eso desagradaba bastante a Chevalier, que tal vez temía que los periodistas buscaran detalles más escabrosos aún si le veían regularmente con una amante que sólo llevaba elegantes trajes masculinos. En este aspecto ella se mostró inflexible, y la aventura se acabó, aunque no su amistad."

DONALD SPOTO "Marlene Dietrich. El ángel azul"

* Esta anécdota sobre Marlene Dietrich y Maurice Chevalier me recuerda aquel glorioso diálogo que le dedicó Woody Allen en "Annie Hall" (donde Diane Keaton, por cierto, continúa con la costumbre de Dietrich de llevar elegantemente trajes masculinos) :

- Alvy : Oye, esos tipos de la Resistencia francesa eran realmente valientes, ¿sabes? Tener que oír a Maurice Chevalier cantando todo el santo día...

- Annie: Hum, no sé, a veces me pregunto si yo sería capaz de resistir la tortura.

WOODY ALLEN "Annie Hall"


6 comentarios:

eva dijo...

esta preciosa con esos trajes!!!...esa frase de woody...me recuerda a otra que dijo sobre wagner (tb aleman)..."uno oye a wagner y le dan ganas de invadir polonia!"...bss, buena semana

desconvencida dijo...

jaja, esa es muy buena también, eva...

Es que Marlene llevaba la elegancia en la sangre...

el adorable hombre de las montañas de Lyon dijo...

CHEVALIER, NOOOO!!!!

desconvencida dijo...

jajaja, la verdad adorable, que en este caso no le alabo el gusto a Marlene...

troyana dijo...

En la película "Morocco",es espectacular cuando hace esa entrada en el café vestida de esa guisa,conquistando a diestro y siniestro a hombres y mujeres por igual,tal cual apuntan en el documental "El celuloide oculto" que no sé si conocerás.Ay Marlene,cúanto dió que hablar!ja,ja,ja

MK dijo...

Justo ayer volví a ver "Misterioso asesinato en Manhattan" y cuando he empezado a leer he pensado en Diane Keaton y el estilazo que tiene colocándose unos pantalones calzados en la cintura , una camisa blanca masculina arremetida dentro y esos estupendos zapatos planos de cordones.Acuerdate de Annie Hall y esos chalecos enormes expoliados del ropero del bisabuelo .
Hay que saber caminar muy bién y tener una rica vida interior para poder llevar todo esto con propiedad , darle un toque sexy y comopolita y no acabar pareciéndose a Don José Maria Pemán

 
Free counter and web stats